Evacuaciones y urbanizaciones anegadas en una noche tensa por los aguaceros de la gota fría en Castellón

Urbanización en el término municipal de Alcossebre. / Bomberos de Castellón

Una treintena de vecinos de Burriana han sido trasladados al polideportivo y otras veinte personas han sido rescatadas en Benicarló

Juan Antonio Marrahí
JUAN ANTONIO MARRAHÍValencia

La noche en la provincia de Castellón ha sido muy tensa y ha estado marcada por los rescates y evacuaciones provocadas por la gota fría en Castellón. Vecinos de zonas costeras se han encontrado con acumulaciones de agua que, en el caso de los garajes ha llegado «hasta el techo», como han revelado a LAS PROVINCIAS los bomberos que han intervenido en los auxilios y salvamentos.

La situación más crítica se ha vivido en Burriana. El barrio marítimo de Sant Gregori se ha inundado por las severas lluvias desde las 18 horas de ayer. Ya por la noche, se decretó la evacuación preventiva de 42 vecinos que han sido trasladados al polideportivo municipal de Sant Blai, bajo asistencia de Cruz Roja. Además, otras 20 personas tuvieron que ser rescatadas en Benicarló, donde se han acumulado cerca de 256 litros.

Gota fría en Valencia

Otra de las trombas más severas las ha sufrido la zona costera de Alcossebre. Desde la 1.30 horas ha llovido a mares y se han inundado varias urbanizaciones de la playa, según fuentes del Consorcio de Bomberos de Castellón. Un barranco se ha desbordado y ha convertido en un lago calles y casas. «Muchas viviendas estaban con el agua al techo en los garajes». Los bomberos han tenido que acceder a una vivienda en la que una mujer solicitaba auxilio. «Tenía dos metros de agua en su planta baja«. Los efectivos han accedido y finalmente la víctima ha decidido permanecer en una planta elevada. Los bomberos han revisado varias viviendas para comprobar que sus habitantes estaban a salvo. Han intervenido bomberos del parque de Oropesa con dos dotaciones. Muchas son de veraneo y no estaban habitadas. En esta zona, los daños materiales son considerables.

Bomberos en la zona

El Consorcio Provincial de Bomberos de Castellón ha realizado 65 servicios relacionados con el episodio de lluvias, en un primer balance entre el jueves por la tarde la tarde y hoy a las 7.30 horas. En poco más de doce horas, los efectivos del Departamento de Bomberos han tenido que intervenir en una veintena de localidades de toda la provincia de Castellón, siendo las zonas más afectadas las de Benicarló y Alcalà-Alcossebre. Pese a que estas han sido las zonas que más servicios han generado, el trabajo de los bomberos se ha multiplicado de norte a sur de la provincia de Castellón, en puntos como Peñíscola, Vila-real o La Llosa, entre otros.

Según fuentes del organismo provincial, las mayores complicaciones han estado en la red viaria, y concretamente en los rescates de las personas que habían quedado atrapadas en sus vehículos a causa del agua. Esto ha generado cerca de treinta avisos por este motivo, muchos de ellos de coches en pasos cercanos a puentes. Junto a estos rescates, también se han multiplicado los servicios de achiques de agua en viviendas, bajos y comerciales.

En este sentido, uno de los puntos más afectados ha sido una zona de urbanizaciones en Alcossebre. Asimismo, los bomberos han tenido que retirar árboles caídos de puntos como Burriana y Peñíscola. Asimismo, el viernes a primera hora de la mañana los efectivos del Consorcio han colaborado en el traslado de algunas personas que necesitaban acudir a sus tratamientos médicos y que debido a las dificultades de acceso por el agua no podían salir de sus viviendas.

Cabe recordar que según la última actualización de la Agencia Valencia de Seguridad y Respuesta a las Emergencias, la provincia de Castelló se encuentra en preemergencia por lluvias nivel rojo en toda la provincia y en emergencia situación 0 en la costa, concretamente en las comarcas de Plana Baixa, Plana Alta y Baix Maestrat.

El Consorcio Provincial de Bomberos de Castellón mantiene activo todo el dispositivo por lluvias, que incluye entre otros 26 camiones autobomba apoyados por 52 equipos de achique divididos en 10 electrobombas, 34 motobombas y 8 turbobombas. Asímismo se tiene preparado todo el material de la Unidad de Rescate Acuático en previsión de que se tuviera que utilizar, incluyendo 3 motos acuáticas, 5 botes de rescate y varias embarcaciones.

El episodio de lluvias hasta el momento no ha provocado daños personales, aunque los bomberos siguen pidiendo prudencia a todos los ciudadanos.

Mientras, el Consorcio Provincial de Bomberos de Valencia asegura que la noche en la provincia no ha estado salpicada por incidentes. Sin embargo, la jornada de ayer fue muy complicada y durante la tarde atendieron 75 avisos de ciudadanos o policía: personas atrapadas en vehículos, coches averiados y achiques urgentes en bajos y comercios, especialmente en L'Horta Sud y l'Horta Nord. También, a última hora, en Camp de Morvedre.

Más noticias de la gota fría en Valencia

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos