Desembocadura del viejo cauce, vista desde el puente de Astilleros./jesús signes
¡No me lo destripes!

¡No me lo destripes!

MIKEL LABASTIDA / Valencia