Gota fría en la Comunitat | ¿Por qué ha pasado esto?

ANTONIO RIVERA

Sin duda la situación meteorológica que estamos viviendo estos días es la típica que ocasionan los grandes temporales otoñales en la Comunitat Valenciana. Unos temporales que son sin duda una de las señas de identidad de nuestro clima, aunque bien es cierto que no se producen todos los años.

En esta ocasión ha sido la conjunción de varios fenómenos. Por un lado, tenemos la presencia de un embolsamiento de aire frío en las capas altas de la atmósfera, técnicamente conocido como DANA y vulgarmente como gota fría, situado en el golfo de Cádiz. Estas bolsas de aire frío que quedan aisladas en las capas altas inestabilizan de forma importante la atmósfera, sobre todo en la parte noreste de los mismos, que casualmente es la que en esta situación está afectando a la Comuitat Valenciana.

Además, se da la circunstancia de que entre un anticiclón situado sobre las islas británicas y una borrasca situada al sur de la península, se han canalizado hasta nuestro territorio vientos de componente marítima de largo recorrido que llegan a nuestras costas tras atravesar un Mediterráneo todavía caliente en esta época del año.

La consecuencia ha sido que esta masa de aire se ha inestabilizado al ponerse en contacto con el mar que se encuentra con una temperatura más elevada. Ya de por sí esta circunstancia produce ascensos de aire, formación de nubosidad y precipitaciones. Si a este fenóneno le añadimos ese aire frío que se encuentra en las capas más altas de la atmósfera, la inestabilidad se multiplica y conlleva un incremento en la intensidad de las precipitaciones.

Por último, la dirección de ese viento en superficie es el que determina qué zonas serán las más afectadas por las precipitaciones. En estos momentos hay un predominio del viento del sureste y por ello la zona más afectada por precipitaciones está siendo la mitad norte de la Comunitat Valenciana.