Paella, tarta de manzana y la Finca Roja

Paella, tarta de manzana y la Finca Roja

La periodista Teresa Díez Recio recomienda la pastelería Mahori en la calle Marvá

M. LABASTIDA

Un paseo por Valencia mejora si conocemos dónde tenemos que acercarnos para beber o comer algo. Tan importante es acertar con los monumentos u otras atracciones turísticas como con los lugares de descanso. Y esto no es sencillo. Merece preguntar para no llevarnos una impresión equivocada de una ciudad. Y lo más adecuado es consultar a los que viven aquí. Y eso hemos hecho con distintos profesionales que nos han indicado un emplazamiento menos popular de Valencia pero que ellos estiman como si fuese un representativo monolito o un reclamo indiscutible.

Teresa Díez Recio es periodista y analista de televisión social y asume el reto de descubrir la Valencia menos conocida. Para ello vuelve su mirada a la zona de Arrancapins.

«Cuando mi cuñada nos obsequia los domingos con una de sus magníficas paellas en su casa de la Finca Roja, además de deleitarnos el paladar, gozamos del privilegio de visitar por dentro este edificio histórico que poca gente conoce más allá de su imponente fachada de ladrillo rojo. Los portales con sus amplias escaleras, el jardín interior, la historia de este edificio narrada desde su punto de vista personal, ya que vivió allí desde pequeña, son una fuente inagotable de conversaciones dominicales«, explica.

«Para mayor deleite, la pastelería Mahori en la calle Marvá atrae nuestra tentación más golosa con su exquisita tarta de manzana. El hojaldre, la manzana bien pochada, el caramelo... No hay mejor tarta de manzana que la de Mahori. Después de la paella y el postre, de la Finca Roja al cielo. O al sofá«, apunta.

Más lugares secretos

Temas

Turista