La playa menos frecuentada de El Saler

La playa menos frecuentada de El Saler

Jordi Llobregat recomienda acudir al Casal d'Esplai, protegida por un muro de dunas

M. LABASTIDA

Encontrar una playa poca concurrida en estos días resulta complicado y más en un lugar tan turístico como Valencia. Para conocer las zonas menos frecuentadas es aconsejable preguntar a los que las visitan a lo largo de todo el año, y no sólo en temporadas altas. Ahora solo falta que sus usuarios habituales quieran compartir ese 'secreto'. Con ese objetivo hemos pedido a distintos profesionales, habitantes todos ellos de Valencia, que indiquen un emplazamiento menos popular de Valencia pero que ellos estiman como si fuese un representativo monolito o un reclamo indiscutible.

Jordi Llobregat es escritor, autor de 'El secreto de Vesalio', y uno de los directores del festival Valencia Negra. El cita una playa de El Saler, que aconseja conocer por los contrastes que ofrece y por las sensaciones que evoca.

«Mi secreto mejor guardado de Valencia es la playa del Casal d'Esplai en el Saler. Me encanta porque es una playa solitaria, muy hermosa, protegida por un muro de dunas. Aunque cualquier época del año es buena, lo mejor es ir en primavera. Se accede a ella a pie o en bicicleta, por un viejo camino de asfalto, restos de las calles abandonadas de lo que iba a ser el nuevo Benidorm. Por fortuna, y gracias a la movilización en contra de los valencianos, aquello quedó en nada«, explica.

«Durante el trayecto, de unos tres kilómetros, te embriaga el olor de los pinos y la brisa del mar. Justo antes de pisar la arena, te encuentras con el viejo cuartel de la guardia civil que te transporta a las aventuras coloniales de Beau Geste o Las Cuatro plumas. Tras superar las dunas, llegas al mar y parece que es la primera vez que lo ves. Esta playa significa mucho para mi, pero sobre todo me evoca lo mejor de nuestra historia: cuando éramos capaces de salir a la calle para defender nuestro entorno. Por si alguien tiene curiosidad, pero la pereza le vence, puede ver este lugar en una escena de la película 'El Tranvía a la Malvarrosa', basada en la magnífica novela de Manuel Vicent. Es justo cuando los protagonistas retozan en la arena«, añade.

Más lugares secretos

 

Fotos

Vídeos