Un remanso de paz oculto en la zona del Cedro

Un remanso de paz oculto en la zona del Cedro
LP

Gabi Ochoa recomienda la tranquilidad y diversidad del jardín de Ayora

M. LABASTIDA

Las ciudades esconden multitud de secretos que solo el visitante más avezado logrará descubrir si se sale de los circuitos convencionales, si le da una oportunidad a zonas alejadas del centro o si pregunta a los que viven en ella, si se relaciona, si se interesa por sus gustos y costumbres. El turismo debería ir más allá de conocer los monumentos señalados e interactuar con los vecinos para vivir su ciudad. Por ello hemos pedido a distintos profesionales, habitantes todos ellos de Valencia, que compartan un emplazamiento no tan popular de Valencia pero que ellos estiman como si fuese un representativo monolito o un reclamo indiscutible.

Gabi Ochoa es dramaturgo, guionista y director; autor de la película 'El amor ya no es lo que era' y de las obras 'Las guerras correctas' y 'Vives'. En su paseo por Valencia nos mete en un jardín, no demasiado frecuentado, en la calle Santos Justo y Pastor. Es su 'secreto mejor guardado' de una ciudad que no se acaba de conocer del todo nunca.

«Hay un pulmón físico y emocional por la zona Cedro. Pero tenéis que guardarme un secreto: solo para amantes del relax y la naturaleza. Viví hace ya más de 10 años al lado, y aunque ahora esté más alejado, solemos ir en familia. El jardín de Ayora es de esas maravillas que aún puedes encontrar en Valencia: no solo porque es un remanso de paz (el jardín de árboles) sino porque en la parte de juegos, los chiquillos, como el nuestro, se lo pasan la mar de bien. Hasta el pitido del guarda cuando va a cerrar es entrañable y te remonta a otras épocas, cuando corríamos por las calles y no íbamos pegado a los móviles. Antes teníamos un ritual: íbamos algunos domingos mi mujer y yo a leer allí la prensa. Daros ese placer«, nos recomienda.

Más rincones secretos

 

Fotos

Vídeos