La Valencia imaginada

El palacio que Valencia iba a construir para Franco

Proyecto ideado para ampliar el San Pío V./David Sánchez Muñoz
Proyecto ideado para ampliar el San Pío V. / David Sánchez Muñoz

Luis Albert proyectó la ampliación del San Pío V utilizando como modelo el Alcázar de Toledo

Jaume Lita
JAUME LITA

Hasta el 12 de marzo de 1810 Valencia tuvo un grandioso Palacio Real. Situado en el inicio de la actual Alameda, algunos de sus vestigios aún son visibles en el Jardín de Viveros. No muy lejos de esta ubicación, en el San Pío V se proyectó realizar una obra que no se puede comparar con otros planes de ampliación del museo, estamos hablando de tener en Valencia un edificio similar al Alcázar de Toledo. El proyecto está datado en 1954 y lleva la firma del que por aquel entonces era arquitecto provincial, Luis Albert. No salió del plano. Poco se conoce sobre la gran residencia que se quería construir a Francisco Franco junto a los Jardines del Real.

Viveros tiene una parte muy próxima al Museo San Pío V que podría no haber existido en la actualidad. Se desconoce la magnitud de este proyecto que Luis Albert esbozó bajo el título 'Proyecto de residencia para el Jefe del Estado en los Jardines del Real, de Valencia'. Una simple ojeada al proyecto nos sirve para preveer que el edificio, que ampliaba el actual San Pío V, habría cambiado por completo esta zona de la ciudad de Valencia.

El actual edificio que alberga el museo habría cambiado su uso, su dedicación para Valencia. Luis Albert, arquitecto responsable de otros edificios en la ciudad como el Hospital General, ideó una ampliación del San Pío V dirigida a ocupar parte del actual Jardín de Viveros aprovechando el acceso que tiene el edificio desde el parque. El proyecto contaba con unos torreones que cumplían con ese estilo tradicional de la sobriedad castrense y que guardan cierta similitud con el Alcázar de Toledo, según consta en el libro 'Arquitectura y espacio urbano en Valencia, 1936-1957' de David Sánchez Muñoz.

Este proyecto siguió el mismo cauce que vivieron otros planes urbanísticos en Valencia como el gran edificio social del centro de la ciudad, las cinco grandes avenidas con origen en la plaza de la Reina, las diferentes ubicaciones que se estudiaron para la plaza de toros, la zona más codiciada de la antigua Valencia, el aeropuerto de Valencia que se empezó a construir en la Albufera, los rascacielos que se idearon para el cap i casal o la gran ciudad sanitaria que se iba a alzar en la calle Cuenca, entre otros.

La Valencia imaginada