ZOOM | LA CIUDAD VITOREA A LOS CAMPEONES

Will Thomas se contagia de valencianismo

La afición vibra con el ofrecimiento del título en el Ayuntamiento. /Irene Marsilla
La afición vibra con el ofrecimiento del título en el Ayuntamiento. / Irene Marsilla

El MPV de la final y Rafa Martínez, los más aclamados por el medio millar de aficionados que acude al Palau de la Generalitat tras visitar antes la Basílica

LOURDES MARTÍ Valencia

«Moltes gràcies», así responde un tipo serio de Baltimore, Will Thomas, a los gritos de MVP de una afición feliz. El Valencia Basket celebró ayer su cuarta Eurocup. Aunque los jugadores iban vestidos de traje porque había mucha visita institucional, a ratitos tocaba desprenderse de la solemnidad del momento y dar paso a la alegría. Sobre todo si estás subido a una tarima por primera vez y bajo 500 personas te aclaman. El mejor jugador de la final fue muy vitoreado, pero también Rafa Martínez. El capitán es el jugador más querido: «Gracias por los momentos que he vivido con vosotros». ¿Un agradecimiento con aroma a despedida?, se preguntaban algunos. La plantilla, cuerpo técnico, médico y resto de la comitiva taronja acababa de salir del Palau de la Generalitat. Allí, tras el intercambio de obsequios con las autoridades, tomó la palabra Vicente Solà, presidente del Valencia Basket, quien extendió el título a «toda la afición». Ximo Puig y Mónica Oltra incidieron en sus discursos en el «esfuerzo» de la plantilla para cumplir sus objetivos, como así ha sido.

«Moltes gràcies», respondía el jugador norteamericano a los vítores de la afición

El cardenal Cañizares felicita al Valencia Basket por los valores que transmite

Las celebraciones por la Eurocup arrancaron en la Basílica de la Virgen de los Desamparados. La plantilla ofreció a la Mare de Déu una corona con flores naranjas y el trofeo recién conquistado. El cardenal arzobispo Antonio Cañizares felicitó al club taronja por sus valores mientras Rafa Martínez leyó la 'Oración del Deportista'. Un rezo que incide en el deporte como vehículo para hacer del mundo un lugar más «fraternal y humano».

Más sobre la celebración del Valencia Basket