El calor extremo se ceba con Valencia con registros máximos de 43,5 grados

Una viandante se protege ayer del sol en Valencia./J. Monzó
Una viandante se protege ayer del sol en Valencia. / J. Monzó

Las altas temperaturas obligan a suspender actividades en varias localidades y a abrir de forma gratuita las piscinas municipales

DANIEL GUINDO y DELEGACIONESValencia

Poco después de la diez de la mañana, el mercurio ya marcaba en Xàtiva 33,3 grados. A las doce, había escalado hasta los 38 y, por la tarde, pasadas las cuatro, llegaba a los 43,5, registro máximo de ayer en la Comunitat. La ola de calor, que ayer se despidió de la región con, posiblemente, las cifras más elevadas de todo el verano, se cebó especialmente con la provincia de Valencia. Comarcas centrales como La Ribera o Camp de Turia, así como la capital y los municipios cercanos vieron cómo se disparaban los registros. En el caso de la ciudad, los vecinos vivieron una de las jornadas más calurosas de los últimos veranos, puesto que las mediciones superaron los 41 grados en Viveros y los 42 en el aeropuerto. Se registró un fenómeno curioso. Pasadas las siete de la tarde, en los barrios marítimos y centro de la ciudad el mercurio marcaba 33,8 grados gracias a la brisa marítima, mientras que en el aeropuerto seguían superando los 41. En la provincia de Alicante, tanto Novelda como Orihuela rebasaron los 42 grados.

Ante esta situación, la Conselleria de Sanidad, la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) y el servicio de Emergencias 112 mantenían la máxima alerta por calor extremo mientras los ayuntamientos abrían piscinas y cancelaban actividades al aire libre por el implacable calor. Hasta se suspendieron los fuegos artificiales del Medusa Sun Beach Festival de la localidad de Cullera.

En Sueca, la piscina municipal tuvo acceso gratuito para los grupos de riesgo, como las personas mayores de 65 años, los niños y las mujeres embarazadas. Por su parte, Alberic decidió suspender la 'gymkana' acuática que se iba realizar en la Glorieta para los niños y así evitar su exposición al sol. Alzira, una vez más, cerró las puertas de sus principales parajes naturales, la Casella y la Murta, para evitar incendios en una jornada declarada de riesgo extremo. Asimismo, la Unión Deportiva Alzira suspendió todos los entrenamientos de sus equipos de fútbol base para evitar la exposición de los jóvenes a las altas temperaturas que se estaban registrando.

Otros municipios valencianos también optaron por abrir de forma gratuita sus piscinas públicas para hacer frente al calor. Localidades como Ribarroja, Enguera, Vilamarxant, Pedralba, Llíria, Almàssera, la Eliana, Chiva, Olocau, Bétera, Serra, Almàssera o Benaguasil apostaron por esta fórmula. Por su parte, en Meliana, tanto los vecinos como el PP estuvieron presionando para conseguir esta apertura gratuita, pero no tuvieron éxito. La indignación de los bañistas también se extendió en Silla. La falta de un socorrista obligó al Consistorio a cerrar la piscina grande durante tres horas, lo que generó el descontento entre los usuarios. Algunos de los afectados optaron, incluso, por cumplimentar una hoja de reclamación.

Frente a ello, la brisa marina amortiguó el golpe en el litoral de la Safor, al menos por la mañana. A media mañana, la temperatura había bajado hasta casi hasta los 31 grados cuando, dos horas antes, el mercurio alcanzaba los 34, según fuentes de Aemet, que precisaron que «en esta comarca, luego por la tarde, el viento gira a sur y es cuando se disparan las temperaturas». Ante ello, en Gandia, el Gobierno local puso en alerta a Policía Local y a efectivos de Cruz Roja para actuar ante cualquier incidente. Los agentes estarían al tanto para acudir a cualquier domicilio si eran requeridos y los equipos de Cruz Roja harían lo propio si alguna persona mayor necesitaba atención en su vivienda o era necesario acercarla a un centro sanitario.

Valencia vivió una noche bochornosa donde el mercurio llegó a superar los 37 grados

Precisamente la afección que el calor pudiera tener sobre la población fue una de las grandes preocupaciones de las administraciones. Al respecto, a preguntas de LAS PROVINCIAS, desde la Conselleria de Sanidad informaron que desde principios de junio y hasta ayer, los servicios sanitarios han atendido a 51 personas sospechosas de haber sufrido un golpe de calor, de los que finalmente se confirmaron nueve casos de asistencia por esta causa. Sin embargo, desde el departamento que dirige Ana Barceló no pudieron ayer confirmar si desde el inicio del Programa de Prevención y Atención de los posibles problemas de salud derivados de las temperaturas extremas en la Comunitat se ha producido algún fallecimiento por este motivo en 2019. El pasado año se registraron dos muertes por golpe de calor y cinco en 2017. Esta situación se caracteriza por un aumento de la temperatura corporal central por encima de los 40 grados y alteraciones del sistema nervioso central donde predomina la encefalopatía y es típico el coma. Las dos formas habituales de presentación son relacionadas con el ejercicio en ambientes calurosos y la que se da en ancianos o personas enfermas.

Por otra parte, la Unión Intercomarcal de l'Alacantí-les Marines del sindicato CC OO anunció esta semana que llevará a Inspección de Trabajo y a la fiscalía la muerte de un trabajador en una empresa agroalimentaria de Mutxamel (Alicante), que el sindicato atribuye a un golpe de calor. Frente a ello, fuentes médicas explicaron a este diario que, durante la jornada de ayer, no se detectó un incremento significativo de pacientes crónicos que sufrieran algún desequilibrio con motivo de la ola de calor. Sí han detectado que está aumentando la presencia de bañistas con quemaduras provocadas por el sol.

Los vecinos de Xàtiva se resignan con el repunte del mercurio

BELÉN GONZÁLEZ / Son las once la mañana y los termómetros ya marcan los 39 grados en Xàtiva, pero hay gente en las terrazas y en la Plaza del Mercat, donde cada viernes se monta el mercadillo ambulante. Por allí pasean un grupo de turistas ingleses entre el que se cuela un mexicano, quien corrobora que la temperatura no es un inconveniente para conocer la ciudad, «se soporta y ya está».

«Tú no eres de Xàtiva, ¿verdad?» pregunta David Marco, vendedor de la ONCE, que tiene montado su puesto en una de las pocas sombras de la plaza. «Lo tenemos que asumir porque en Xàtiva es así. Ya hace dos años se superaron los 47 un día de junio», recuerda. No obstante, reconoce que es insoportable trabajar los meses de verano, «puedes coger una insolación, por lo que toda precaución es poca, beber mucha agua y comer fruta».

El día, de momento, ha sido el más caluroso, pero eso no es impedimento para que los feriantes sigan montando sus paradas para la Fira que se celebra a partir de la próxima semana. Juan José Fernández es uno de ellos. «Estoy curado de espanto. Vengo toda la vida y hubo un año que rozamos los 50 grados, hubo incluso un incendio en la sierra, pero la gente de Xàtiva no se asusta del calor y la prueba es que no descansamos ni para comer durante estos días porque hay muchísima gente», explica.

Con buen humor lo llevan los trabajadores del sector de la hostelería, como Neus Rubio quien lo tiene claro, «la calor se suda, se bebe y se moja en las fuentes y así se pasa rápido el día en Xàtiva». Asegura que más que calor lo que hay es más humedad, pero que no le importa a los xativins. «En el momento que se va el sol de la terraza, ya se llena», asegura.

«Cuando estás trabajando todo el verano te da igual un grado más o menos», apunta Rafa Sanchis, trabajador de Correos. «Hay que tomarlo con paciencia y bebiendo mucha agua, que no nos falta en el carro», indica.

Hasta las tres de la tarde no se registró ningún ingreso por golpe de calor en el Hospital Lluís Alcanyís en el día de ayer. Sí que se atendieron dos casos, el 2 y el 16 de julio, uno lo sufrió un trabajador del campo que tuvo que ingresar en la UCI.

¿Por qué en unos barrios de Valencia hace más calor que en otros?

Trucos contra el calor

Consejos para sobrevivir a la ola de calor este verano

Consulta la previsión del tiempo en la Comunitat Valenciana

Los mejores parques y piscinas para combatir el calor en Valencia

Ola de calor en Valencia