La gota fría aísla Orihuela, siembra el caos en la Vega Baja y obliga a pedir ayuda a la UME

Dos coches intentan avanzar en un polígono tomado por el agua. / EFE/Morell

Los accesos de la localidad quedaron cortados y los vecinos tuvieron que ser rescatados en lanchas

IVÁN GÓMEZValencia

El caos sembrado por la Dana en la provincia de Alicante durante el día de ayer obligó al servicio de emergencias de la Generalitat y a la Delegación del Gobierno a activar a la Unidad Militar de Emergencias en Orihuela, Bigastro y la pedanía de Redován, la cual tuvo que ser desalojada por el temporal y los vecinos fueron trasladados en lanchas a un albergue ubicado en Crevillent.

Desde primera hora de la mañana las lluvias asolaron todo el sur de la Comunitat y la comarca de la Vega Baja fue la más afectada. Todos los accesos a la localidad de Orihuela y el Ayuntamiento prohibió la circulación por el interior del municipio, donde se registraron más de 250 litros por metro cuadrado de agua, casi la misma lluvia que en un año, una cifra «extraordinaria», según la Agencia Estatal de Meteorología, siendo la jornada más lluviosa desde 1987.

Al cierre de esta edición todos los ojos estaban puestos sobre el caudal del río Segura a su paso por Orihuela, a pocos centímetros de desbordarse. Algunas personas decidieron hacer caso omiso a las advertencias de las autoridades.

A primera hora de la mañana, seis efectivos de los bomberos de Alicante rescataron a un bañista extranjero que decidió meterse en el mar en la playa de la Albufereta pese a los avisos por el episodio de gota fría. Las lluvias torrenciales que caían anoche en el sur de Alicante obligaron a los servicios de emergencia a habilitar albergues de urgencia.

«Ha sido como si el mundo entero se rompiera»

Durante varias horas el terror se adueñó de la comarca de la Vega Baja. Las redes sociales se llenaban de vídeos y comentarios sobre el temporal y algunos vecinos afirmaban que la situación les recordaba a la riada de 1982. «Es como si el cielo se fuera a caer, como si el mundo entero se rompiera», declaró una vecina de Callosa de Segura. En esta misma localidad se difundió un vídeo donde se veía a una persona sujetando un paragüas mientras trataba de caminar en medio del torrente, con medio cuerpo sumergido por las inundaciones.

Gota fría en Valencia