El Clariano arranca de cuajo un puente del siglo XVI en Aielo de Malferit

El agua arrastra las piedras del antiguo puente./LP
El agua arrastra las piedras del antiguo puente. / LP

«Ha desaparecido completamente», lamenta el alcalde del municipio

A.T

Una de las consecuencias más llamativas de este temporal en la Vall d'Albaida y que demuestra la fuerza del agua ha sido que el río Clariano ha arrancado «de cuajo» el puente de Allà Baix de Aielo de Malferit.

Al puente, que descansaba sobre unos pilares del siglo XVI, se le sustituyó sobre los años 20 la pasarela de madera por otra de piedra. Durante la mañana de ayer se partió en trozos y el agua lo arrastró a 10 metros, donde quedaron esparcidos los restos.

Los pilares se encuentran a la vista y la estructura ha quedado invertida y cuarteada por lo que habrá que esperar al informe de los técnicos para saber si se puede recuperar, según ha explicado el primer edil, Juanra Espí, que cree que va a ser una tarea complicada. El alcalde ha asegurado que el nivel del agua ha subido unos nueve metros en un intervalo de dos horas momento en el que ha desaparecido el puente.

Sin embargo, la lluvia apenas ha afectado a la población en la que se han anegado algunos bajos y se han cortado algunos caminos locales pero el agua caída en poblaciones cercanas como Ontinyent, por donde pasa el río Clariano, ha provocado su crecida por Aielo de Malferit que, en apenas dos horas, de 07.15 a 09.15, ha subido el nivel y se ha desplazado con fuerza provocando la rotura del puente.

Esta infraestructura unía la población desde la antigua hidroeléctrica, cuya construcción se inició a finales del siglo XIX y que en la actualidad ha sido restaurada, con una zona de cultivo que se conoce como 'l'horta vella'. El agua ha entrado también en el edificio, donde ha alcanzado un nivel de 1,70 metros, según indicó el alcalde. La localidad se mantiene en alerta por riesgo de lluvias fuertes, peligro de inundación y nueva crecida del Clariano.

Más sobre la gota fría de la Comunitat