Una rambla se desborda en Moixent y arrastra varios vehículos sin ocupantes

Uno de los coches arrastrados por la rambla del Bosquet. / J. Signes

Los bomberos y la policía acuden al rescate de un padre y su hijo atrapados por la corriente del río Cànyoles en Canals

ALICIA TALAVERA

Moixent vivió en la mañana de ayer momentos de tensión debido a la crecida del barranco del Bosquet y del río Cànyoles que atraviesan el municipio. La situación más crítica se dio a primera hora de la mañana cuando el barranco se desbordó en la parte del Llavador y arrastró varios vehículos aparcados.

El agua engulló los coches en tan solo unos minutos y los depositó en la zona baja del municipio. Los vehículos no estaban ocupados pero en un vídeo que se hizo viral se podía ver cómo se encendían las luces mientras eran arrastrados.

Los operarios retiraron muros y quitamiedos para que el agua corriera por el barranco y evitar que se saliese de nuevo. La crecida de los cauces provocó que se desalojaran unas 15 vecinos de la avenida de Les Alcusses, cercanas al río, y que se vieron anegadas por el agua. También se cerraron casi todos los accesos a la localidad y puentes para evitar daños personales.

En la tarde de ayer comenzaron las tareas de limpieza para retirar la maleza y evitar que si hoy llueve sea arrastrada y cause más daños. El Ayuntamiento solicitó que los vecinos afectados por este temporal avisaran de la situación para valorar la declaración de zona catastrófica ya que el alcalde de la localidad, Guillermo Jorques, cifra los daños en unas tres millones de euros.

Arrastrados por la corriente

En Canals, el Grupo Especial de Rescate en Altura (Gera) tuvo que salvar a dos personas de una misma familia, un padre de 58 años y su hijo de 33, que habían quedado atrapados por la corriente del Cànyoles.

Estos vecinos avisaron a la policía ya que no podían salir de su caseta de campo situada junto al río. Cuando los agentes junto a la Guardia Civil comenzaron a ayudarles una tromba de agua derribó un muro y fueron arrastrados, aunque consiguieron cogerse para que la corriente no se los llevara.

Fue necesario la actuación del helicóptero para poder rescatar a estas personas, que sufrieron contusiones además de crisis de ansiedad. Los dos hombres junto a dos policías locales y dos guardia civiles fueron trasladados por los servicios de emergencias al Hospital de Xàtiva por las heridas sufridas durante el rescate.

El Júcar se sale del cauce a su paso por Alberic

Pese a encontrarse en alerta máxima, la Ribera ha sido una de las comarcas que se libró ayer de las consecuencias de la DANA al registrarse precipitaciones de menor intensidad. Sin embargo, el río Júcar se desbordó en la tarde de ayer en una zona de Alberic donde confluye con el Albaida. Esto se debe a la gran cantidad de agua que llevan los afluentes del Júcar a causa de las lluvias registradas en la zona más alta de la Vall d'Albaida.

Gota fría en Valencia