Las valencianas salen a la calle

La manifestación del 8-M recorre el centro de Valencia./Txema Rodríguez
La manifestación del 8-M recorre el centro de Valencia. / Txema Rodríguez

Miles de mujeres secundan los paros y concentraciones convocadas por los sindicatos, que han colapsado el tráfico en el centro de Valencia

LAS PROVINCIAS
LAS PROVINCIAS

Miles de mujeres valencianas han salido hoy a la calle para celebrar el Día de la Mujer y han secundado los paros y concentraciones organizados por los sindicatos en Valencia. Un pasacalles convocado por el sindicato CNT en Valencia ha cortado esta mañana la circulación por todo el centro de Valencia. La manifestación, la primera del Día de la Mujer, se ha iniciado a las 9.45 en la plaza de San Agustín y el recorrido incluía la calle Xàtiva y Colón, la plaza Tetuán, la calle de la Paz y Guillem de Castro, por lo que se ha tenido que cortar el tráfico de vehículos en todo el centro económico de la capital.

La convocatoria estaba programada hasta las 14 horas, aunque desde el Centro de Gestión de Tráfico del Ayuntamiento de Valencia han advertido de que las calles se iban abriendo conforme iba avanzando el pasacalles y que la hora de conclusión de la manifestación probablemente no se extendería hasta las dos de la tarde. De hecho, a las 11 de la mañana la manifestación ya recorría la calle de la Paz y se habían reabierto algunas de las calles por las que había pasado.

Más información del Día de la Mujer

El pasacalles de CNT ha ido informando a los trabajadores y trabajadoras de la jornada de huelga general feminista y animando a unirse a la participación.

Las movilizaciones continuarán en la ciudad de Valencia por la tarde, con la convocatoria de una manifestación con bloque no mixto en la cabecera, seguido por las diferentes organizaciones en grupos mixtos. La salida será a las 18:00h desde el Parque del Parterre.

Cortes desde primera hora

Estos no han sido los primeros cortes del día, ya que UGT también ha realizado otro pasacalles a medio día que ha recorrido la plaza de los Fueros y tras pasar por detrás de las Torres de Serranos se ha dirigido por Muro de Santa Ana, la calle peatonal que une Banquerías con la plaza de la Virgen y que pasa por delante de Les Corts.

Manifestación de UGT el Día de la Mujer en Valencia.
Manifestación de UGT el Día de la Mujer en Valencia. / LP

Igualmente, alrededor de un centenar de mujeres han reivindicado a través de una performance con tendederos, delantales, escobas y otros utensilios el "trabajo invisible" que cada día protagonizan en el cuidado de la casa las personas mayores y los enfermos.

Acompañadas por canciones de temática feminista y cánticos como 'Visca, visca, visca, la vaga feminista' u 'Olé, olá, la huelga general, este mundo no nos gusta y lo vamos a cambiar', alrededor de cien mujeres han puesto en valor ante la estación del Norte la tarea que realizan en el hogar y los cuidados de ancianos y niños. Para ello han desplegado varios tendederos y han exhibido delantales, escobas, muletas y goteros.

Problemas de tráfico y el metro colapsado

También ha habido concentraciones en el Rectorado de la Universitat de Valencia, en cuyo entorno desde primera hora de la mañana concentraciones feministas han obligado a parar el tráfico en diferentes puntos de la ciudad, como la avenida del Cid y toda la zona de Universidades: avenida Blasco Ibáñez, Tarongers, V-21 y avenida de Aragón.

En la Universitat de València, según los primeros datos, el paro ha sido secundado por el 50% del personal de administración y servicios (PAS), especialmente por mujeres, que protagonizan el 84% de las ausencias, mientras que entre el profesorado la cifra global se sitúa en el 25%, sin distinción de géneros.

No permiten entrar en el Rectorado

Un cordón de seguridad del Cuerpo Nacional de Policía ha impedido este jueves el acceso a un grupo de manifestantes que ha intentado acceder al Rectorado de la Universitat de València (UV) con la intención de celebrar una asamblea feminista en el interior del edificio.

Según han informado a EFE fuentes de la organización de la huelga convocada por el movimiento feminista, unos doscientos estudiantes se han sumado a un piquete informativo y la manifestación de un grupo de vecinas del cercano barrio de Benimaclet por la avenida de Blasco Ibáñez, que se han concentrado en las puertas del rectorado sobre las 11.30 horas.

Un grupo de manifestantes ha intentado acceder al interior del edificio del Rectorado para celebrar una asamblea en la que abordar las acciones a adoptar después de la huelga convocada para esta jornada, cuando agentes del Cuerpo Nacional de Policía que acompañaban a la manifestación han formado un cordón para impedir el acceso al inmueble.

Este incidente ha coincidido con la concentración que la Universitat de València había convocado a las 12 horas en las puertas del Rectorado con motivo del Día Internacional de la Mujer y al que han asistido la recién elegida nueva rectora, Mavi Mestre, y el rector saliente, Esteban Morcillo, así como miembros del equipo directivo y trabajadores de la Universitat.

Fuentes de la institución académica han informado de que el servicio de seguridad de la Universitat ha cerrado las puertas del edificio en el momento en el que la Policía ha realizado el cordón y las ha abierto de nuevo a las doce, cuando estaba prevista la concentración, sin que se haya producido ningún altercado.

Los miembros del equipo directivo de la universidad, entre ellos la nueva rectora, han hablado con los agentes de la Policía, que han abandonado la zona.

Fuentes de la organización de la huelga feminista han asegurado que varios de los asistentes a esta concentración han sido identificados por los agentes, un extremo aún no confirmado desde la Jefatura.

Huelga en el metro

La huelga de 24 horas convocada en la red de Metrovalencia ha originado que únicamente circule uno de cada cuatro convoyes, lo que ha originado largas colas de usuarios del metro, aglomeraciones y serios retrasos en la mayor parte de las estaciones.

Por ejemplo, algunos viajeros denunciaron que, el trayecto entre Ayora y Alboraya se alargó cerca de una hora y media cuando, habitualmente, no supera los 15 o 20 minutos. A las esperas en la primera estación se han sumado las del trasbordo en Alameda, por lo que al llegar a Alboraya, incluso, tuvieron problemas para salir porque el tíquet había sobrepasado el tiempo permitido.

Por tanto, cientos de usuarios del suburbano se están viendo afectados y están sufriendo serios retrasos para acudir a sus puestos de trabajo o estudio.

Fotos

Vídeos