https://static.lasprovincias.es/www/menu/img/valenciacf-desktop.jpg

El West Ham frena el fichaje de Maxi

Garay y Maxi Gómez luchan por el balón./AFP PHOTO/ MIGUEL RIOPA
Garay y Maxi Gómez luchan por el balón. / AFP PHOTO/ MIGUEL RIOPA

El Valencia llega a un principio de acuerdo con el Celta que se paraliza por una última oferta de los ingleses | El uruguayo quiere jugar en Mestalla y Alemany había enderezado la negociación con una mejora de 14,5 millones fijos por el traspaso

Juan Carlos Villena
JUAN CARLOS VILLENAValencia

El Valencia, al más puro estilo del mercado de la NBA, había vuelto a acordar ayer por la mañana otra operación a varias bandas para cerrar, en este caso, a Maxi Gómez. Hasta que, al cierre de esta edición, una última ofensiva del West Ham paralizó la operación. En la firma de Cillessen por Neto el acuerdo incluyó una valorización de los dos futbolistas a la par en 35 millones de euros, algo que desde la primera toma de contacto entre la entidad valencianista y el Celta quedó claro que no iba a ser posible en la 'operación delantero'. Ayer, a falta de que se cerraran los famosos flecos en una operación con muchas aristas, los dos clubes habían llegado a un entente para el traspaso de Maxi Gómez por 14,5 millones fijos (la cantidad puede llegar a un máximo de 16 con variables), Santi Mina y la cesión del defensa Jorge Sáenz. Un acuerdo a tres bandas pero que, tal y como avisó el director deportivo del Celta Felipe Miñambres, no estaba firmado: «Es cierto que se ha avanzado mucho en las últimas horas pero todavía no está cerrado. Hay situaciones que hay que cerrar que van paralela a la negociación».

El conjunto de Balaídos tendría una opción de compra por el defensa Jorge Sáenz

Denis Suárez: «Tenía ofertas de Champions en España pero renuncié a todo por volver a casa»

El último movimiento de Mateu Alemany, tal y como confirmaron fuentes conocedoras de la operación a este periódico, fue clave para desbloquear una situación que unas horas antes, en la presentación de las nuevas equipaciones del equipo de Mestalla, se había atrancado para los intereses de la entidad de Peter Lim. El Celta, donde su presidente Carlos Mouriño también está acostumbrado a las partidas de cartas en pleno mercado, esgrimió en los últimos días el interés, cierto, del West Ham, para reclamar una subida de la oferta del Valencia y que se acercara a los 20 millones más Santi Mina. En ese escenario se llegó a la mañana de ayer, donde un ajuste de las cifras permitió llegar a un principio de acuerdo que dejaba a todas las partes satisfechas. Hoy se volverán a sentar tras la zancadilla de la Premier.

Una de las claves de la operación, si se cierra, además de encontrar un punto de encuentro entre los 10 millones que quería pagar el Valencia y los 20 que reclamaba el Celta, es la cesión de Jorge Sáenz. La entidad valencianista hizo oficial el pasado mes de febrero el fichaje del central hasta 2022. El jugador terminó la temporada en el Tenerife y se marchará cedido en caso de firma a un equipo de Primera con opción de compra. Un movimiento que también supondría un crecimiento deportivo para el tinerfeño. Con su llegada a Vigo, los celestes cubrirían la necesidad de reforzar la defensa.

Marcelino quería un delantero del perfil de Maxi Gómez en la plantilla, como complemento de Rodrigo y Gameiro tras los problemas anotadores de su equipo la pasada temporada, y desea conseguir el objetivo con el uruguayo, que a sus 22 años, ha apuntado la proyección que puede llegar a tener como futbolista. Sus números goleadores han crecido cuando ha tenido sobre el césped como socio a Iago Aspas. En Mestalla contará con asistentes de calidad.

El Celta, que suplirá la marcha del charrúa con Santi Mina y el fichaje del también uruguayo Gabriel Fernández procedente del Peñarol, pagó 4 millones de euros por Maxi Gómez al Defensor Sporting de Montevideo en 2017 y se asegura un traspaso en caso de cerrar el acuerdo con el Valencia equivalente a lo que le va a pagar al Barcelona por hacerse por los servicios de Denis Suárez, que se comprometió tras el pago de 13 millones más 3 en variables para poner fin a su etapa de azulgrana. El gallego dejó caer ayer que declinó la oferta valencianista y abrió la puerta para el regreso de Santi Mina a Balaídos: «Tenía otras ofertas de Champions en España y fuera pero renuncié a todo ello por volver a casa. Santi Mina es un jugador espectacular, lo ha demostrado en el Valencia superando la cifra de diez goles en las dos últimas temporada y nos puede aportar muchísimo».

Más sobre el posible fichaje de Maxi Gómez por el Valencia CF