https://static.lasprovincias.es/www/menu/img/valenciacf-desktop.jpg

Cuenta atrás para cuadrar la caja

Cuenta atrás para cuadrar la caja

El Valencia tiene una semana para hacer oficial la venta de Neto al Barcelona y resolver así el primer escollo del verano

JUAN CARLOS VALLDECABRES

Empieza la cuenta atrás para que el Valencia encaje el puzzle más incómodo y doloroso al que parece haberle cogido ya gusto cada vez que asoma el verano. Siete días le quedan a Anil Murthy y Mateo Alemany para asear la caja fuerte y hacer cuadrar unas cuentas que se pusieron muy cuesta arriba a mitad de temporada (se aprobaron unas ventas por 42 millones de euros) y que a estas alturas, al menos oficialmente, ronda los 30. Se etiqueta lo de 'oficialmente' porque no se ha producido hasta la fecha ningún movimiento que haya confirmado lo que se da prácticamente por hecho: la venta de Neto al FC Barcelona por una cantidad que desde la Ciudad Condal se ha llegado a cifrar en 25 millones de euros, aunque desde un primer momento se fijó en esos 30, que son los que necesitaría el Valencia para no zozobrar por culpa de su presupuesto.

Con el presidente de la entidad viajando por Estados Unidos e Inglaterra y encabezando una expedición que tenía como objetivo analizar el funcionamiento de los estadios diez años después de que saliera el último obrero de las obras del nuevo Mestalla, Alemany se encargó de ejecutar un plan que para muchos le sirve al Valencia para darle una patada hacia adelante al lastre de las cuentas. La salida de Neto se espera anunciarla a primeros de semana, ya que la intención es que este mismo lunes pase el meta el obligado reconocimiento médico antes de dar conformidad a un acuerdo que ha levantado sus más y sus menos en Barcelona.

A Neto (30 años) le esperan cuatro ejercicios por delante de contrato como culé (tenía hasta 2021), la misma cantidad de temporadas que probablemente se aplicará a su sustituto en Mestalla: Jasper Cillessen (se convertirá formalmente en el portero más caro de la historia del club). Lo del holandés no se hará oficial hasta que no acabe este mes de junio ya que su incorporación se incluirá en las cuentas de la 2020-21. El próximo mes de agosto, por cierto, el Valencia tiene que hacer frente al primero de los plazos de esos 40 millones que costó el fichaje de Guedes.

El Celta se resiste con Santi Mina y desliza que también quiere a los dos barcelonistas

Es evidente que la operación de Neto -por quien parece ser también estaba interesado el PSG- ha hecho que el Valencia se relaje en cuanto a la urgencia en vender. Si ya casi nadie duda de que Rodrigo va a acabar saliendo -el destino es lo incierto- en lo que será el gran traspaso del verano, las incógnitas más atractivas en la casa valencianista se centran en saber quiénes serán los nuevos jugadores blanquinegros. La pelea por Maxi Gómez promete ser intensa. El Celta ya ha trasladado la disputa al terreno público en boca de Carlos Mouriño, su presidente. La aparición en la escena del espanyolista Borja Iglesias, 22 millones de euros más barato que el internacional uruguayo, ayuda a aumentar el morbo que hay por saber quién será el próximo 9 del Valencia.

Sin olvidar que a Santi Mina se le puede utilizar como 'moneda de cambio' para abaratar costes, entre las inquietudes que tiene Marcelino en estas vacaciones está ver cómo evolucionan las conversaciones por Rafinha y Denis Suárez. El Celta, dicho sea de paso, se ha propuesto enredar y al sentirse molesto por lo de Maxi, ha filtrado ahora que también quiere hacerse con los servicios de los dos barcelonistas. De Rafinha se conoce que sigue entrenándose por su cuenta en la ciudad deportiva del Barça para recuperar lo antes posible la forma -acaba de recibir el alta de una grave lesión de rodilla- mientras que de Denis lo último que se ha sabido es su particular observación a una información que apuntaba que no estaba dispuesto a rebajarse la ficha para recalar en Mestalla. El jugador, al respecto, mostró su sorpresa en las redes sociales. Conviene recordar que fue el propio Denis el que declaró su interés en ponerse a las órdenes de Marcelino.

Más sobre el Valencia CF