https://static.lasprovincias.es/www/menu/img/valenciacf-desktop.jpg

El Celta tensa la cuerda por Maxi

El levantinista Campaña despeja el balón ante Maxi Gómez. / efe/miguel ángel polo
El levantinista Campaña despeja el balón ante Maxi Gómez. / efe/miguel ángel polo

El conjunto gallego quiere que el Valencia suba la oferta por el uruguayo para cerrar la venta | La entidad viguesa esgrime el interés del Inter o el West Ham para que el trato se acerque a los 20 millones más Mina

Juan Carlos Villena
JUAN CARLOS VILLENAValencia

La operación entre el Valencia CF y el RC Celta, con Maxi Gómez y Santi Mina como protagonistas, tenía visos de ser uno de los culebrones del verano desde el instante en el que no se trataba de un 'cambio de cromos' como el que ha llevado a Neto y Cillessen a intercambiarse las camisetas y los clubes de destino. En la negociación por el uruguayo y el gallego las dos partes han tenido claro que el valor de mercado del delantero internacional charrúa estaba por encima de la del punta español. El problema, el presidente celtiña es experto en estas lides, es que el Celta ha tensado la cuerda desde el momento en el que otros equipos han entrado en la puja por hacerse con los servicios de Maxi Gómez. Tal y como confirmaron fuentes conocedoras del caso a esta redacción, la entidad gallega espera que la de Mestalla suba la oferta por el delantero. No a los límites donde comenzó la negociación para los vigueses, que demandaron 25 millones más Santi Mina en la primera reunión, pero sí que el montante que ofrece el Valencia se acerque más a los 20 que los 10 que estaban dispuestos a pagar en el bando valencianista.

El paso del tiempo, con el final de la Copa América a la vuelta de la esquina, corre a favor del Celta desde el momento en el que otros clubes, como el West Ham o el Inter, han mostrado interés en fichar a Maxi Gómez. Ese es el argumento que está esgrimiendo desde tierras gallegas para dilatar la operación. Una jugada que también tiene su parte arriesgada para al entidad de Mouriño, que puede perder por el camino a Santi Mina cuando es el jugador que quieren en su proyecto y que, además, el actual futbolista del Valencia está dispuesto a volver a casa. En la balanza de Mestalla, la fuerza la tiene que poner el uruguayo. Maxi quiere jugar a las órdenes de Marcelino y el dicho de 'el deportista acaba jugando donde quiere' tiene que entrar en valor ahora.

Maxi Gómez quiere jugar a las órdenes de Marcelino pero Mouriño lo está poniendo difícil

El mercado es tan voluble, y puede dar tantas vueltas, que los clubes no arriesgan una coma en las puestas en escena. La de las equipaciones del Valencia es un buen ejemplo. Uno de los jugadores más importantes de la plantilla, Rodrigo Moreno, no aparece en la cartelería de la llegada de Puma a la casa valencianista. Otros jugadores de peso, como Parejo o Coquelin, sí que aparecen en la publicidad de las nuevas equipaciones que están a la venta desde ayer a las ocho y media de la tarde, donde la tienda del club del Ayuntamiento realizó una levantada de persiana digna de rebajas.

Rodrigo no aparece en la cartelería que ha hecho Puma para dar a conocer las camisetas

Bossio promete al uruguayo que si viene a Mestalla le invita a paella y a naranja

Uno de los embajadores del Valencia, Miguel Ángel Bossio, tiene claro que el perfil de Maxi Gómez le viene como anillo al dedo al fútbol que quiere Marcelino. El de Montevideo relató ayer a LAS PROVINCIAS su desembarco a la ciudad, esperando que el celtiña realice el mismo camino: «Tenía a Fernando Morena en Peñarol y cuando me hablaba de Valencia me preguntaba el motivo de por qué hablaba así de la ciudad. Ahora lo entiendo. Cuando vine a jugar el Trofeo Naranja fue inevitable enamorarme de la ciudad». El mítico centrocampista de finales de los 80 en Mestalla, que llegó a vestir en su época la misma marca de ropa que vuelve a lucir el equipo, apuesta por Maxi: «Todo lo que sea un uruguayo defendiendo la camiseta del Valencia es un orgullo. Sé que están en conversaciones y negociaciones pero el perfil de futbolista que apunta es importante. Para que un equipo como el Valencia, en el momento en el que está con el título de Copa y el regreso a la Champions, se fije en ti tienes que tener un nivel. El club está buscando perfiles para aguantar en la parte alta. La exigencia tiene que estar acorde a eso». En el caso de que el Valencia y el Celta lleguen a cerrar el acuerdo, Bossio le manda un mensaje al delantero internacional: «Si viene, la primera paella y la naranja de postre corre de mi cuenta. Es mi apuesta pero ahora depende de las negociaciones entre el Valencia y el Celta».

Las obras en los estadios marcarán el inicio del calendario

Una vez que LaLiga y Federación llegaron a un acuerdo de mínimos en el CSD, ya hay vía libre para que hoy (13 h.) en la Ciudad del Fútbol se sortee el calendario de la campaña 19-20, que comenzará el 18 de agosto y concluirá el 24 de mayo. Volverá a ser asimétrico para optimizar las fechas (como clásicos y duelos de rivalidad regionales) como desea la Liga. Además, esa flexibilidad permitirá que las peticiones de los clubes pueden ser cumplidas sin que ello obligue a duplicar el calendario al inicio de la segunda vuelta. Varios clubes han pedido, por obras, empezar la campaña jugando las tres primeras jornadas como visitantes.