https://static.lasprovincias.es/www/menu/img/valenciacf-desktop.jpg

Mina, más cerca de volver a casa

Santi Mina celebra uno de los dos goles que le hizo al Sporting de Gijón. / EFE/ Jose M. Fernandez De Velasco
Santi Mina celebra uno de los dos goles que le hizo al Sporting de Gijón. / EFE/ Jose M. Fernandez De Velasco

El Valencia y el Celta aceleran para cuadrar la operación entre el vigués y Maxi Gómez | El gallego, convencido de que su mejor opción pasa por vestir de celeste mientras el uruguayo se despide de la Copa América sin jugar

T. C. J.

Se acerca el regreso a casa de Santi Mina. La voluntad, firme, del futbolista de volver a vestir la camiseta del Celta está resultando clave en la negociación entre el club que preside Carlos Mouriño y el Valencia. Finiquitó la entidad de Mestalla el intercambio de porteros (Cillessen y Neto) con el Barcelona y ahora se encamina a otra operación cruzada, aunque ésta sí, no será pieza por pieza. Si Mina posee más posibilidades cada día de jugar en el Celta es porque el club vigués ha rebajado sus pretensiones, según desveló Ser Vigo. Cuando los gallegos supieron del interés del Valencia por firmar a Maxi Gómez, automáticamente pensó en Santi Mina para el contrapeso de la venta. Mouriño empezó por las nubes y el avance del mercado le ha hecho entender que en ningún caso el Valencia iba a llegar a los 25 millones de euros más el traspaso de Mina para conseguir el fichaje de Maxi.

Según esa información, el uruguayo puede firmar en los próximos días por el club de Mestalla si el Valencia accede a pagar una cifra cercana a los 15 millones de euros sin perder de vista la inclusión de otro futbolista que llegaría a Balaídos en calidad de cedido. El Celta, por cierto, ha dejado atado el fichaje de Denis Suárez, con quien Marcelino García Toral charló hace unos días. Denis admitió que la presencia del técnico era muy importante a la hora de hablar del Valencia en futuro, pero el fichaje de Cheryshev cerró las puertas al azulgrana.

Mina costó en su momento 10 millones de euros (la cláusula) y ha pasado cuatro temporadas en el Valencia en las que fue de menos a más. A sus 23 años y después de hablar con Iago Aspas, su futuro inmediato pasa por el Celta ni nada se tuerce. El camino inverso, en principio, realizará Maxi Gómez, que se despidió de la Copa América sin disputar ningún minuto. El uruguayo inicia las vacaciones pendiente de la negociación entre Valencia y Celta.