https://static.lasprovincias.es/www/menu/img/valenciacf-desktop.jpg

El Celta endurece la venta de Maxi

Maxi Gómez celebra un gol con el Celta./
Maxi Gómez celebra un gol con el Celta.

Carlos Mouriño, molesto: «Podemos negociar de igual a igual, no de alguien que se considera superior al otro»

C. V.
C. V.Valencia

Ya intuía el Valencia hace algunos días que el fichaje de Maxi Gómez se iba a cocer a fuego lento aunque en sus estimaciones creían que el avance, aunque lento, podía dar algunos resultados a estas alturas. No creían los dirigentes blanquinegros que el Celta se iba a poner a estas alturas tan duro y con un tono que se puede considerar hasta agresivo a la hora de defender sus intereses con el delantero uruguayo. El presidente del Celta, Carlos Mouriño, tomó la palabra ayer y expuso públicamente cuál es el posicionamiento de su club. Tanto en lo que a la salida de Maxi Gómez se refiere como en la posible entrada de Santi Mina. Y lógicamente apretó las clavijas en una estrategia que contrasta con la prudencia de los responsables blanquinegros. Quiere en definitiva Mouriño lo que todos los presidentes desean en este mercadeo veraniego: vender caro y comprar barato.

«No vamos a regalar a Maxi, y los equipos que lo quieran tienen que empezar a fijarse en su cláusula. A partir de ahí podemos negociar, pero de igual a igual, no de alguien que se considera superior al otro. Si el Valencia quiere hacerse con los servicios de Maxi va a tener que ponerse a la altura de un club como el Valencia», exponía Carlos Mouriño, palabras que expresan cierto malestar con la postura empleada por el Valencia en estos dos asuntos.

El presidente vigués admite la operación, también su interés en Santi Mina, pero remite a la cláusula de 50 millones del uruguayo

El máximo accionista del Celta admitió las negociaciones entre ambos clubes, y que afectan a ambos delanteros, aunque apuntó que ahora mismo existen «bastantes diferencias» entre ambas partes.

Hay que tener en cuenta que el delantero uruguayo (que no jugó en el primer partido de la Copa América ni un minuto con goleada 4-0 a Ecuador) tiene una cláusula de 50 millones de euros. Por él presentó una propuesta el West Ham de 32,5 millones que ha sido rechazada, en parte porque Maxi tiene bastante claro que quiere vestir la camiseta valencianista la próxima temporada. Es el hombre que ha elegido Marcelino para la punta de ataque, a la espera también de lo que pueda pasar con Rodrigo y su más que probable marcha.

«Por mucho acuerdo que diga el Valencia que tiene con Maxi, si no lo tiene con el Celta poco puede hacer. Tanto una operación como otra son muy complicadas, pero ahí estamos peleando», manifestó el dirigente celeste tras asistir a la presentación del Campus Celta-Rubén Blanco en Mos.

El dirigente celeste también aclaró que no harán ninguna locura para cerrar el fichaje de Santi Mina, un jugador que tiene en contrato con el Valencia hasta junio de 2021: «Creemos que es un buen jugador, pero no lo incorporaremos a cualquier precio. Tenemos nuestras limitaciones en cuanto a sueldos e inversiones y no lo vamos a incorporar a cualquier precio, esté quien esté enfrente».