Vuelven a sacar los patinetes eléctricos de alquiler a las calles de Valencia

Dos policías realizan mediciones antes de retirar los patinetes de las calles de Valencia/EFE
Dos policías realizan mediciones antes de retirar los patinetes de las calles de Valencia / EFE

La empresa desafía al Ayuntamiento y distribuye los vehículos por toda la ciudad, pero la Policía comienza a requisarlos de nuevo

Isabel Domingo
ISABEL DOMINGOValencia

Colón, Barcas, Lauria, Xàtiva, paseo de la Pechina, avenida de los Naranjos o plaza del Ayuntamiento. Son algunos de los puntos que han amanecido esta mañana con patinetes eléctricos en las aceras. Y es que la empresa de alquiler Lime, que carece de autorización municipal para prestar este servicio, ha desafiado al Consistorio y ha vuelto a distribuir sus vehículos por el cap i casal. Horas después, la Policía se ha puesto en contacto con la empresa para preguntarles por la situación y, al persistir en mantener los patines en las vías de la ciudad, los agentes han comenzado a requisarlos a lo largo de la céntrica calle Colón.

Una decisión que se produce tras el decomiso de 50 patinetes eléctricos por parte de la Policía Local de Valencia el pasado miércoles, con la consiguiente multa de 19.000 euros, y la retirada voluntaria de más de un centenar por parte de la empresa. Sin embargo, esos patinetes son los que hoy han regresado a las calles, como se puede comprobar en la aplicación móvil que sirve para localizar la ubicación de los mismos y según han confirmado fuentes municipales.

Los patinetes, esta mañana en Valencia. / Jesús Signes

Fuentes de la concejalía de Protección Ciudadana han indicado que la Policía Local de Valencia ha contactado con la compañía para notificar la multa por ocupar el espacio público sin la correspondiente autorización municipal. Al no proceder a su retirada, los agentes están procediendo a confiscar los aparatos, como ya sucedió hace unos días. De hecho, los patinetes embargados aún permanecen en la central de la Policía Local. Los agentes han retirado los vehículos de la zona del Paseo Martítimo para proceder después a desalojarlos de las calles del centro de la ciudad.

La sanción propuesta es de 750 euros por cada ocupación del espacio público por parte de los patinetes, más otros 122 euros por acta levantada y traslado al depósito municipal. Cada día que pasen en el depósito, el Consistorio cobrará a la empresa 1,05 euros por cada aparato.

Más información de los patinetes eléctricos

La retirada se produce por la falta de regulación de este servicio de alquiler en la calle, según explicó el Ayuntamiento. La empresa Lime carece de autorización para operar en la calle y tampoco está contemplado en la ordenanza de Movilidad, pendiente de actualización desde hace unos años.

Fotos

Vídeos