La Policía Local de Valencia decomisa los primeros patinetes con 19.000 euros en multas

Decomiso de uno de los patinetes en la plaza de la Reina, ayer. / Jesús Signes
Decomiso de uno de los patinetes en la plaza de la Reina, ayer. / Jesús Signes

La empresa rechaza la petición del Consistorio para que retire los aparatos y hoy prevé seguir con el traslado de las 200 unidades

L. SORIANO / P. MORENO VALENCIA.

Un día después del requerimiento dado por la Policía Local a la empresa propietaria de los patinetes eléctricos que se alquilan en la calle, los agentes comenzaron ayer a tramitar las primeras multas y trasladar los aparatos al depósito de la Central, situado en la avenida del Cid. En total, 22 propuestas de sanción para 50 unidades que suman 19.184 euros. La compañía tiene unos 200 en servicio, por lo que en los próximos días continuarán los traslados al almacén. Al cierre de esta edición, la aplicación indicaba que se llevaban a la base de la firma.

La retirada comenzó en el paseo marítimo, una vez constatado que la empresa no había respondido al requerimiento. «Esta mañana hemos vuelto a advertirles, pero no han hecho caso», indicó la concejala de Protección Ciudadana, Anaïs Menguzzato. La aplicación de la compañía servía de mapa para localizar aparatos. De manera inexplicable, decidieron dejarlos en las calles. Al igual que en días anteriores, la empresa rechazó hacer comentarios.

«El martes les requerimos la licencia de actividad y no la aportaron porque claramente no la tienen. Si al igual que en los bares se levanta acta a las terrazas que carecen de licencia para ocupar espacio público, en este caso tenemos que hacer lo mismo porque incumplen el punto 12 de la ordenanza de Dominio Público», según la edil. El otro argumento que justifica las sanciones es la instrucción de la Dirección General de Tráfico de 2016, donde indica que este tipo de vehículos de movilidad personal necesitan del permiso expreso del Consistorio.

El PP critica que el gobierno municipal «ha hecho el ridículo por la falta de previsión»

El día empezó con cierta confusión porque las primeras informaciones apuntaban que la empresa asumía la petición del Consistorio. Incluso se pudo ver una furgoneta de las utilizadas para llevarlos a la base de la compañía en Fuente del Jarro, en lugares como la plaza de la Reina a media mañana. No obstante, finalmente se marcharon y tuvieron que ser los agentes quienes comenzaran la carga en un vehículo de la Policía Local.

La concejal de Seguridad Ciudadana, que estaba presente en el instante en que la empresa decidió plantarse, aseguró que lamenta «que haya decidido cambiar el criterio y paralizar la retirada de los patinetes. Pensamos que podía haber actuado de forma voluntaria, porque ha tenido tiempo suficiente, pero como no ha sido así, los agentes están levantando acta de cada grupo de patinetes instalados en la calle para calcular la cuantía total de la multa, que será de 750 euros por cada grupo». Además de esta cantidad, también deberán abonar 122 euros por el traslado y 1,05 euros al día por cada unidad guardada en el depósito. Además, no recuperará los aparatos hasta el pago de la multa, que ahora debe pasar por el servicio de Procedimiento Sancionador para convertirse en sanción.

La edil quiso dejar claro que no tienen nada en contra de los patines eléctricos. «De hecho es una alternativa ecológica, pero no es normal que una empresa se lucre de forma diferente y sin permisos, tendrá que pagar sus tasas». De cara al futuro, estimó que la negativa a retirarlos puede afectar a una concesión de licencia. «En el caso de las terrazas de los bares, se puede denegar la solicitud durante un año», citó.

En una reunión el pasado lunes presidida por el alcalde Joan Ribó, el acuerdo fue la retirada de estos patinetes y el compromiso de aprobar el borrador de la nueva ordenanza en un plazo de dos semanas. La firma, como cualquiera, podrá tramitar la licencia de actividad.

El caso de Barcelona

Menguzzato añadió que están a la espera de que se haga pública esta normativa para tener bien definidos los usos de los patinetes eléctricos. Recordó que en Barcelona, el Consistorio ya ha tenido que retirar los aparatos de alquiler porque no cumplían la nueva ordenanza.

En cuanto a las motos de alquiler, dijo que «estamos estudiando el tema con los técnicos de varias concejalías» y añadió que no es un tema tan problemático como el del alquiler de los patinetes, «ya que estaban actuando sin tener un bajo comercial, ni licencia de actividad ni haber pagado tasas».

El concejal del grupo popular Alberto Mendoza criticó que el Ayuntamiento «ha hecho el ridículo por la falta de previsión y ganas de trabajar», en referencia a lo ocurrido con los patinetes de alquiler. Para el edil, el hecho es que «a día de hoy no se haya regulado después de tres años el uso de patines y el alquiler de estos, demuestra la incompetencia y dejadez del alcalde, que ahora se enfrenta con un problema que es incapaz de resolver». Dijo por último que una «la empresa, que ha apostado por la ciudad de Valencia y que ahora se enfrenta a esta falta de previsión, sin duda se llevará una imagen nada positiva de la ciudad».

Fotos

Vídeos