La empresa de los patinetes eléctricos pide aclarar cómo debe operar en Valencia y reprocha la «incertidumbre»

Un usuario de Patinetes electricos circula por las calles de Valencia./Jesús Signes
Un usuario de Patinetes electricos circula por las calles de Valencia. / Jesús Signes

La sociedad norteamericana critica «la ausencia de respuesta» por parte del Ayuntamiento

EFE

Lime, la empresa propietaria de los patinetes eléctricos que la Policía Local de Valencia ha retirado al constatar que carece de permiso de ocupación de la vía pública, ha pedido «de nuevo» al consistorio diálogo para aclarar cómo debe operar y ha reprochado que la ausencia de respuesta municipal y las informaciones contradictorias generan «incertidumbre» en los usuarios.

En un comunicado, la empresa norteamericana señala que «como en diversas ocasiones desde mediados de julio» ha instado al Ayuntamiento de Valencia «a iniciar un diálogo abierto y constructivo que permita buscar puntos en común y clarificar cómo debe operar la compañía, de forma que todos los valencianos puedan disponer de nuevas alternativas de movilidad sostenible en su ciudad«.

Lime, que opera servicios de movilidad sostenible dirigidos a optimizar el transporte en más de 100 ciudades del mundo como París, Madrid o Zúrich a través de servicios compartidos de patinetes eléctricos, ha explicado que los equipos locales «hacen todo lo posible para que las legislaciones aplicables sean respetadas estrictamente».

«Además, -ha añadido- trabaja para crear relaciones abiertas, transparentes y beneficiosas para las instituciones locales».

En concreto, la plataforma ha mostrado su intención de cerrar un encuentro con los grupos de interés más relevantes de la ciudad, «para poder explicar su modelo de negocio, su plan de lanzamiento, las inversiones previstas y la operativa del servicio, además que compartir datos útiles sobre la programación de la movilidad de la ciudad del futuro».

«La ausencia de respuesta por parte del Ayuntamiento, junto a determinadas informaciones contradictorias e inesperadas, están generando una situación de incertidumbre que afecta especialmente a los propios usuarios de Lime en Valencia«, han lamentado.

El director general de Lime en España, Álvaro Salvat, ha asegurado que están «totalmente abiertos a hablar con el Ayuntamiento« sobre su compañía, su modelo y su encaje en la normativa local.

«Como hemos comentado en otras ocasiones, desde Lime no nos oponemos a una regulación; al contrario, celebramos que se establezca un marco operativo claro para poder llevar a cabo nuestra actividad, ofreciendo seguridad a todos nuestros usuarios«, ha sostenido.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos