El mapa negro de los patinetes en Valencia

Los accidentes de estos vehículos jalonan toda la ciudad y se dan sobre todo en cruces | Valencia registra 40 siniestros en el último año en la urbe, que se suman a los 430 percances relacionados con bicicletas

ÁLEX SERRANOValencia

El diputado de Les Corts Alexis Marí es el último en unirse a una larga lista de accidentados por circular en patinete eléctrico, más de 300 en toda España y 48 sólo en Valencia. La lesión de Marí, dos dedos rotos, le hará ir con escayola y muletas durante un tiempo, pero queda lejos de accidentes mucho más graves que ya han supuesto cinco muertos en toda España. En Valencia, hasta noviembre hubo 48 siniestros, con un espectacular aumento de más del 50% tras el verano y contabilizados únicamente entre mayo y noviembre, porque antes no hubo, más allá de cinco en todo el año pasado.

Una respuesta de la concejalía de Protección Ciudadana al concejal de Ciudadanos Narciso Estellés permite trazar el mapa de los accidentes provocados o con patinetes involucrados. La inmensa mayoría de ellos ocurrieron en cruces y son sobre todo embestidas de los patinetes a otros vehículos o peatones, lo que da cuenta del conflicto que aún existe entre los vehículos de movilidad personal (VMP) y los viandantes en las calles de Valencia.

No son el único actor presente en las vías, ni siquiera el único que va en dos ruedas. Las bicis también han estado implicadas en 431 accidentes hasta noviembre, menos de los más de 500 registrados el pasado año pero a falta de contabilizar los de diciembre. Algunos de esos siniestros, como el que se cobró la vida de un ciclista en Ángel Guimerà el pasado año, son graves, pero la mayoría no entrañan especial gravedad para el ciclista. Otra cosa es si lo que se da es un atropello de una bicicleta a un peatón.

El diputado Alexis Marí sufre un aparatoso accidente mientras circulaba por la capital

Marí e Isaura Navarro, ayer.
Marí e Isaura Navarro, ayer. / LP

El aumento de los carriles bici lleva aparejado, evidentemente, un aumento del uso de este medio de transporte. Y con el plan que tiene el Consistorio de crear once nuevos viales aumentará aún más. El grupo municipal Ciudadanos presentará en la comisión de Desarrollo Urbano, Vivienda y Movilidad cuatro mociones pidiendo la reversión de los carriles bici de la avenida de Burjassot y la calle Colón, así como la paralización de obras y reversión a la situación de inicio de los carriles de la avenida Reino de Valencia y calle Alicante. Estellés aseguró que estos carriles bici «presentan un factor común vital que es el rechazo vecinal y comercial». «Además, los atascos, la incomodidad, el retraso de las líneas de EMT y el perjuicio a los comercios también son factores comunes a estos carriles bici», indicó el edil.

La candidata a alcaldesa por el PP, María José Catalá, insistió ayer en esta dirección y aseguró que entre las primeras medidas que ha planteado a los valencianos está la reversión de los carriles bici que están causando graves problemas de movilidad en el centro de la ciudad y que se están ejecutando sin tener en cuenta la opinión de los vecinos, hosteleros y comerciantes.

De esta manera, Català ha impulsado la iniciativa que ha presentado el grupo municipal popular para que el próximo pleno apruebe la paralización y reversión de las obras de los carriles bici de las avenidas Regne de Valencia y Burjassot y de la calle Alicante. Además, anunció anunciado que si es alcaldesa de la ciudad revertirá la situación actual de la calle Colón. Como alternativa a los estos carriles bici, Catalá propone convertir estas avenidas en ciclocalles, con limitación de la velocidad, sin reducción de carriles, y en las que puedan circular con seguridad y fluidez tanto los vehículos como las bicicletas y el transporte público.

València en Bici defiende al Consistorio y critica a la Federación de Asociaciones de Vecinos

Una idea, la de convertir las avenidas en ciclocalles, que en su momento propuso València en Bici, entidad que ahora se desmarca de esa petición al asegurar que lo hizo porque sabía el PP «no aceptaría otra cosa». El colectivo ciclista, al que el concejal Grezzi estuvo muy vinculado antes de ser concejal (dejó de ir a las reuniones cuando fue elegido), emitió ayer un comunicado en el que hacía una defensa cerrada de las políticas de movilidad del Consistorio y cargaba contra la Federación de Asociaciones de Vecinos. Vistas las últimas declaraciones de sus portavoces, desde la entidad entienden «que estos representan solo a una parte de los vecinos de esta ciudad, pues muchos nos movemos en bicicleta o patinete y no entendemos cómo se puede defender constantemente el uso del coche desde esas asociaciones y se denota, cada vez que se puede, el uso de los vehículos no contaminantes».

Más