El Ayuntamiento de Valencia cobrará una tasa por alquilar patinetes, motocicletas y coches en la calle

Un patinete eléctrico de alquiler, ayer en una calle de Valencia. / EFE
Un patinete eléctrico de alquiler, ayer en una calle de Valencia. / EFE

«Cobramos una tasa hasta por los cajeros de los bancos, por lo que es normal que se haga a otras actividades en la vía pública»

PACO MORENO VALENCIA.

«Cobramos una tasa hasta por los cajeros de los bancos, por lo que es normal que se haga a otras actividades en la vía pública». El concejal de Hacienda, Ramón Vilar, adelantó este martes su intención de gravar con tasas la implantación de patinetes eléctricos, motocicletas y coches de alquiler en las calles de Valencia, lo que no se hace ahora.

La cuestión ha surgido por la aparición de una empresa de alquiler de patinetes eléctricos, que apenas ha estado trabajando una semana con 200 aparatos repartidos en la vía pública. El Ayuntamiento, tras admitir que existía un «limbo legal» ha aplicado la ordenanza de Espacio Público y una instrucción de la Dirección General de Tráfico en 2016 para ordenar la retirada de los aparatos hasta una nueva normativa.

Vilar dijo sobre esto que para aprobar la ordenanza fiscal que regule la tasa, primero se ha de hacer con la actividad, lo que corresponde a las concejalías de Movilidad, Espacio Público y Policía Local. «Nuestra intención es no quedarnos sólo en los patinetes eléctricos, sino ir mucho más allá, a otros vehículos».

La policía retira los patinetes Lime de las calles de Valencia.
La policía retira los patinetes Lime de las calles de Valencia. / J. Signes

Encuesta: movilidad en Valencia

Noticias sobre patinetes eléctricos

Responsables de las concejalías citadas se reunieron el lunes con el alcalde Joan Ribó para fijar lo anunciado sobre la empresa de alquiler de patinetes, señalando después la petición del estudio de una tasa. «El alquiler de motocicletas eléctricas ya es una realidad y en ciudades como Madrid funciona también en lo que respecta a los coches. Eso llegará a Valencia tarde o temprano», auguró el edil de Hacienda.

«Cuando esté la ordenanza, nosotros desde Tesorería y Tributos elaboraremos la fiscal. Hay que tener en cuenta que hay varios modelos de patinetes y artefactos similares, se alquilen o no en la vía publica, todos circulan por las calles». Vilar comentó que otros vehículos tales como motos eléctricas que llevan ya algún tiempo en Valencia o «ahora parece que lo próximo será bicicletas eléctricas, también deben tributar». En Madrid, recordó, hay tres empresas que ya funcionan con el alquiler de coches en las calles desde hace tiempo.

La implantación de servicios compartidos de vehículos crece en Valencia y muestra de ello fue la presentación ayer de una nueva empresa, Molo, dedicada a la gestión por suscripción de motos eléctricas. El próximo día 17 tiene la intención de repartir en las calles el cap i casal un total de 150 vehículos para llegar a 600 antes de que acabe el año.

A diferencia de lo que ocurre en otras compañías de este mercado creciente, los usuarios pagan una cuota mensual (el lanzamiento sale por 9,90 euros al mes). Se basa en el concepto de la «propiedad compartida» de la moto, con un tope de suscriptores que permitirá a los usuarios disponer de un mayor número de vehículos para su uso.

Durante la presentación, responsables de la compañía aseguraron que cuentan con todos los permisos, donde citaron el de Circulación, además de que se regirán por la ordenanza de Movilidad. Las multas, por ejemplo por estacionamiento indebido, deberán ser pagadas por los usuarios. A preguntas de LAS PROVINCIAS, Las concejalías consultadas no concretaron si tanto esta empresa como otras que ya operan necesitan un permiso municipal para ocupar espacio público. En el caso de los patinetes eléctricos, el Consistorio utilizó como uno de los argumentos para ordenar su retirada la normativa de Espacio Público, en concreto el artículo 12.

La inversión de la empresa ha ascendido a 3,5 millones de euros hasta el momento y prevé llegar a los 30 millones en 2019 para la expansión del negocio en otras ciudades. Ampliará capital este año por valor de 5 millones.

La actuación del gobierno municipal en la gestión de los patinetes eléctricos, sobre todo en las primeras decisiones, tuvo este martes todavía alguna reacción crítica, en concreto la del sindicato CSIF, al señalar que «lo que sí genera dudas es la manera de comunicar a la plantilla de la Policía Local instrucciones directas del jefe del Cuerpo», en referencia a un correo electrónico donde la pasada semana se ordenó que no se multaran, hasta tener criterios fijados. «Algunos se enteraron por el periódico, lo que ya va siendo algo que no sorprende». Por último, insistieron en que se pueden aplicar varias ordenanzas sin necesidad de esperar a una nueva normativa, donde citaron como ejemplo la instrucción de Tráfico de 2016 o incluso alguna del Ayuntamiento.

Fotos

Vídeos