La Policía Local retira los patinetes eléctricos de las calles de Valencia

Un policía retira los patinetes eléctricos de alquiler. /Jesús Signes
Un policía retira los patinetes eléctricos de alquiler. / Jesús Signes

La empresa no cumple la orden del Ayuntamiento, que prohibió el alquiler en la vía pública

PACO MORENO y LOLA SORIANOValencia

La Policía Local ha comenzado a retirar los patinetes eléctricos de alquiler repartidos por la calle, ante la falta de respuesta de la empresa tras la prohibición del Ayuntamiento de que siguieran con su actividad en la vía pública.

La primera actuación se ha realizado en el paseo marítimo, dónde se han incautado nueve. Posteriormente se ha actuado en la plaza de la Reina, dónde los agentes han tomado nota del número del patinete y han introducido los ejemplares en una furgoneta policial.

La decisión responde al ultimátum dado por la concejala de Protección Ciudadana, Anaïs Menguzzato, quien advirtió de multas por estacionamiento indebido y también por la aplicación de la ordenanza de Espacio Público. En total, la sanción propuesta es de 750 euros por cada grupos de patinetes retirados, más otros 122 euros por la misma causa. Cada día que pasen en el depósito, el Consistorio cobrará a la empresa 1,05 euros por cada aparato.

La retirada de los vehículos ha comenzado por el Marítimo y después se continuará por la zona centro de Valencia

La retirada se produce por la falta de regulación de este servicio de alquiler en la calle, aduce el Ayuntamiento. La empresa Lime carece de autorización para operar en la calle y tampoco está contemplado en la ordenanza de Movilidad. Los patinetes se alquilaban con una aplicación de teléfono móvil y los usuarios podían dejarlos en cualquier lugar, por lo que en su mayoría acababan en las aceras.

Encuesta: movilidad en Valencia

Noticias sobre patinetes

Cambio de criterio

En un principio la distribuidora local de la empresa, con sede en Paterna, había hecho acto de presencia en la plaza de la Virgen para llevarse los vehículos a motor, pero tras ver a la policía, el empleado recibió una llamada de la distribuidora europea que le ordenó no llevarse los patines.

La concejal de Seguridad Ciudadana, Anaïs Menguzzato, ha asegurado que «lamenta el cambio de criterio de la empresa Lime que ha decidido paralizar su retirada». Y ha añadido que «ha tomado una decisión errónea».

La Policía ha levantado actas de denuncia y llevará todos los patines a la Central. «Se multará con 750 euros cada grupo de patinetes repartidos en la calle».

Lo que dice la ordenanza

El artículo 12 de la Ordenanza de Dominio Público establece que cuando se constate de una ocupación de la vía pública, los agentes o personal competente en inspección formularán «la correspondiente denuncia o acta de inspección y requerirá al titular la autorización o concesión» para que «proceda voluntariamente a la retirada de los elementos» y en caso contrario, los retirarán ellos.

Igualmente, resaltaron que la sanción por ocupación de espacio (no por vehículo) es de 750 euros, a lo que se añade 122 euros por intervención por la recogida y el transporte, más 1,05 euros de depósito por día.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos