El Ayuntamiento de Valencia da un ultimátum a la empresa de patinetes para que los retire de las calles

Patinetes eléctricos de Lime aparcados en Valencia. /Ana Julia B. Palacio
Patinetes eléctricos de Lime aparcados en Valencia. / Ana Julia B. Palacio

La Policía Local los retirará si la compañía Lime no lo hace hoy | El Consistorio aclara que su intención no es «perseguir» el uso del patinete privado sino la comercialización que se está haciendo de los vehículos en la vía pública por parte de una empresa

EFE

El Ayuntamiento de Valencia ha dado de plazo hasta hoy miércoles a la empresa Lime para que retire de las calles las docenas de patinetes eléctricos que alquila o será la Policía Local quien lo haga, pues carece de la autorización necesaria para usar la vía pública y no paga la tasa correspondiente por llevar a cabo esa actividad lucrativa.

Así lo ha confirmado la concejala de Protección Ciudadana, Anaïs Menguzzato, quien ha aclarado que su intención no es «perseguir» el uso del patinete privado sino la comercialización que se está haciendo de los vehículos en la vía pública por parte de una empresa.

«En esta ciudad, como en la mayoría, para ocupar un espacio público con una actividad económica se tiene que tener una autorización municipal y pagar una tasa para la implantación de esta empresa», ha apuntado la edil, quien ha informado de que este martes han comunicado a la empresa estas necesidades.

«En caso de carecer de la autorización, como creemos que es, le pedimos que sean ellos mismos los que retiren los patinetes, y si no lo hicieran, en un plazo razonable que podría ser hasta mañana (por hoy miércoles), sería la propia Policía Local la que los retiraría, como en cualquier otra actividad económica que se haga en las aceras de la ciudad», ha sostenido.

Encuesta: movilidad en Valencia

Según la edil, la semana pasada «aparecieron en las aceras estos patinetes de esta empresa para comercializar su uso» y ha incidido en que no hablan de «patinetes de uso privado sino del caso en el que una empresa comercializa su uso y los alquila en la vía pública».

«Al no tener esa autorización, es lo que le vamos a exigir, como a cualquier otra empresa que ocupa un espacio público, como una terraza», ha insistido.

La sanción por ocupación de espacio (no por vehículo) es de 750 euros, a lo que se añade 122 euros por intervención por la recogida y el transporte, más 1,05 euros de depósito por día

Meguzzato ha recordado que «hace unos días» ya se retiraron varios de estos patinetes que estaban ocupando el espacio público en el paseo Marítimo, y ha añadido que «lo normal es que los ayuntamiento tengan su propia ordenanza de movilidad, que tenga recogido cómo se pueden utilizar y comercializar» este tipo de vehículos, que Valencia tiene previsto presentar este mes.

«Por eso Madrid y Barcelona han actuado con más celeridad. Barcelona los retiró al día siguiente, acogidos a esta ordenanza de movilidad, y nosotros hemos hecho uso de nuestra Ordenanza de Dominio Público que es muy rigurosa: mientras estés ocupando para tu negocio o actividad económica un espacio público, tienes que solicitar autorización para hacerlo y además, pagar una tasa al ayuntamiento», ha insistido.

Según Menguzzato, la nueva ordenanza que elabora la Concejalía de Movilidad «no solo regulará la comercialización sino que regulará el uso del patinete privado», una práctica que no van a perseguir pues les parece algo «muy correcto».

«Lo que pasa es que entendemos y las empresas han de entender que, aunque se trata de una empresa de patinetes, tiene que actuar como cualquier otra empresa que ocupe el espacio público».

Algunos de los patinetes de alquiler junto a una parada de Valenbisi.
Algunos de los patinetes de alquiler junto a una parada de Valenbisi. / LP

Fuentes municipales han recordado que existe una disposición de la DGT que hace que los vehículos de movilidad personal y los ciclos de más de dos ruedas destinados a una actividad económica de tipo turístico o de ocio «deberán obtener previamente una autorización de la autoridad municipal».

Además, han señalado que el artículo 12 de la Ordenanza de Dominio Público establece que cuando se constate de una ocupación de la vía pública, los agentes o personal competente en inspección formularán «la correspondiente denuncia o acta de inspección y requerirá al titular la autorización o concesión» para que «proceda voluntariamente a la retirada de los elementos» y en caso contrario, los retirarán ellos.

Igualmente, han resaltado que la sanción por ocupación de espacio (no por vehículo) es de 750 euros, a lo que se añade 122 euros por intervención por la recogida y el transporte, más 1,05 euros de depósito por día.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos