La asesinada por su novio en Vinaròs fue descuartizada

El joven detenido en Vinaròs, sospechoso de asesinar a su novia. / Guardia Civil

La Guardia Civil registra la casa de la pareja en busca de restos y el juez envía al sospechoso a prisión pero deja libres a otros dos arrestados

AGENCIAS / J. A. m.
AGENCIAS / J. A. M.Castellón / Valencia

La joven Nelea S. fue descuartizada antes de que su pareja ocultara presuntamente el cadáver en un descampado de la localidad tarraconense de Ulldecona. Así lo confirmaron ayer fuentes de la investigación en el mismo día en que el juzgado que investiga el caso dictó el ingreso en prisión provisional del sospechoso. Además, agentes de la Guardia Civil inspeccionaron ayer la vivienda que la pareja compartía en Vinaròs en busca de más pruebas.

Cabizbajo y tratando de ocultar su rostro, el joven rumano de 22 años llegó ayer por la mañana a los juzgados de Vinaròs. Al juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 4 de Vinaròs, con competencias en materia de Violencia sobre la Mujer, fueron trasladados también otros dos sospechosos detenidos por la Guardia Civil en relación al caso.

Según fuentes del Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV), el citado órgano judicial ordenó el ingreso en prisión provisional comunicada y sin fianza para el novio de Nelea, que estaba arrestado desde el viernes. Ha quedado investigado en una causa por un delito de homicidio o asesinato, algo que se concretará a medida que avance la instrucción judicial.

El magistrado decretó la libertad provisional de los otros dos detenidos por estos hechos. Están investigados, inicialmente, por el mismo delito que el anterior, «sin perjuicio de una ulterior calificación jurídica», matizaron desde el TSJCV. Se les ha impuesto la medida cautelar de comparecer en el juzgado una vez al mes.

Tras la comparecencia judicial, las gestiones continuaron en el domicilio de Vinaròs en el que residía la pareja. Según el delegado del Gobierno, Juan Carlos Fulgencio, fue en esta localidad donde al parecer se perpetró el crimen. Un amplio dispositivo policial de agentes de la Guardia Civil se encargó del traslado del joven a la vivienda para la inspección.

La casa está situada en el número 23 de la calle Molino, a poca manzanas de la playa. El presunto homicida llegó poco ante de la una y media de la tarde, esposado y escoltado por agentes de Policía Judicial de la Benemérita.

Sigue la investigación del crimen machista de Vinaròs

Los agentes acudieron al bloque de pisos, de unas cuatro alturas, con varias maletas con material científico y también perros adiestrados del Servicio Cinológico. Trataban de determinar, entre otros aspectos, si el crimen se produjo en esta vivienda con la intención de recuperar posibles restos de la víctima además de los ya localizados en el descampado de Ulldecona.

Como ya ha informado este diario, el rastro de Nelea se perdió en el mes de febrero y el sospechoso presentó una denuncia por su desaparición en el mes de marzo. Los agentes averiguaron que se habían producido disputas en el seno de la pareja que situaban al joven como principal sospechoso y, finalmente, acabó confesando tras varios interrogatorios.

Investigan si el presunto homicida de Vinaròs recibió ayuda en el traslado del cadáver

La Guardia Civil no descarta que el joven rumano recibiera algún tipo de colaboración de terceros en el traslado y enterramiento de fragmentos de la joven Nelea en el descampado de Ulldecona donde finalmente fueron descubiertos. Este es uno de los flecos en los que se centra la investigación.

El delegado del Gobierno, Juan Carlos Fulgencio, aludió ayer a esta posibilidad: «Los extremos del caso no están cerrados y no se descarta que las detenciones finalicen donde están, bien por participación o por encubrimiento». La investigación policial sigue abierta en un caso bajo secreto de sumario.

Más sucesos