La renovación en las listas deja fuera a históricos dirigentes

Ciprià Císcar, José María Chiquillo y Alejandro Font de Mora./LP
Ciprià Císcar, José María Chiquillo y Alejandro Font de Mora. / LP

Agramunt, Císcar, Franco, Font de Mora o Chiquillo son algunos de los nombres que se han quedado sin un puesto tras décadas

Juan Sanchis
JUAN SANCHISValencia

La confección de las listas para las elecciones generales y autonómicas de abril ha originado un auténtico tsunami en los principales partidos que se ha llevado por delante nombres que se repetían legislatura tras legislatura. Verdaderos clásicos de la política valenciana no han entrado en las candidaturas y han pasado, a la espera de que quizá alguno pueda ser repescado en las municipales o europeas, a formar parte de la historia.

El fenómeno ha afectado a todas las formaciones sin distinción de color o ideología. Quizá el caso más paradigmático sea el de Ciprià Císcar. El dirigente socialista empezó como alcalde de Picanya en 1976. De ahí pasó a la política autonómica y luego dio el salto a Madrid donde llegó a convertirse en el número dos del PSOE. Ahora ha optado por dar un paso atrás y ha dejado la política.

Pedro Agramunt (PP) es uno de los nombres que se han quedado sin puestos tras décadas.
Pedro Agramunt (PP) es uno de los nombres que se han quedado sin puestos tras décadas. / EFE

Parece que la ausencia en las listas de Pedro Agramunt no ha sido tan voluntaria. Senador del PP desde mediados de los años 90 se ha visto envuelto en una polémica sobre el posible cobro de sobornos pagados por Azerbaiyán. El hecho es que se ha quedado fuera de las listas populares 30 años después.

Alguno de los apartados podría encontrar todavía acomodo en las listas municipales o europeas

Alejandro Font de Mora, también del PP, es otro de los pesos pesados arrastrados por el tsunami de la renovación. Parlamentario autonómico desde 1995 ha sido portavoz, conseller, vicepresidente y presidente de la Cámara.

A la lista se suma José María Chiquillo que empezó su trayectoria en las filas de Unión Valenciana para entrar más tarde en el PP. Chiquillo ha compaginado Congreso y Senado y ahora sólo puede optar a ser rescatado en las listas municipales.

Ciprià Císcar, del PSPV.
Ciprià Císcar, del PSPV. / Irene Marsilla

Gerardo Camps también se ha visto apeado después de una trayectoria en la que ha sido secretario de Estado de la Seguridad Social y vicepresidente del Consell con Francisco Camps. Mireia Mollà estaba en Les Corts desde 2007 con Compromís. Ahora pugnará por la alcaldía de Elche.

La lista de damnificados es extensa. Ángel Franco es otro histórico que se queda fuera. El histórico dirigente socialista se ha quedado sin un puesto en las listas pese a sus intentos de volver a ocupar una plaza en el Senado.

El diputado de Esquerra Unida Ricardo Sixto, que en las últimas generales fue elegido dentro de la coalición 'A la Valenciana' se ha quedado sin un puesto tras sus discrepancias con Alberto Garzón y dejará un escaño que ocupaba desde 2011 (salvo un paréntesis entre diciembre de 2015 y junio de 2016).

La popular Marta Torrado también es otra de las damnificadas a la espera de que pueda entrar en la candidatura municipal. Desde 1995 hasta ahora siempre había formado parte de las listas de los populares.

Mireia Mollà, de Compromís.
Mireia Mollà, de Compromís. / Irene Marsilla

El socialista Ignacio Subías, que desde 2007 ocupaba un escaño en la cámara autonómica, es otro de los históricos que se ha dejado fuera después de manifestar su voluntad de no entrar en la lista.

Rubén Moreno, diputado en Madrid desde 2011, se ha colado en la candidatura al Senado del Partido Popular por Valencia, pero no parece fácil que consiga un puesto en la Cámara Alta.

Más sobre las elecciones autonómicas