El PSPV ganará en la Comunitat, pero la derecha sumará más

Los socialistas crecen 4 escaños a costa de Unidas Podemos y Compromís, mientras la irrupción de Vox desploma al PP y frena a Cs

J. C. Ferriol
J. C. FERRIOLValencia

El PSPV volverá a ser el más votado en unas elecciones generales en la Comunitat después de 30 años. La formación que encabeza Ximo Puig será quien reúna más papeletas el próximo 28 de abril en las circunscripciones valencianas, desbancando así al PPCV que había venido lográndolo de forma ininterrumpida durante todo este periodo de tiempo. No obstante, la suma de escaños de las tres formaciones de centroderecha, populares, Ciudadanos y Vox, logrará una representación mayor que la izquierda en la Comunitat. El resultado abre un escenario de incertidumbre respecto a lo que pueda ocurrir en las elecciones autonómicas que, en el caso de la Comunitat, se celebrarán este mismo día.

La encuesta de GAD3 para LAS PROVINCIAS vaticina un vuelco en los resultados de las elecciones generales en la Comunitat. Los socialistas, que en 2016 fueron la tercera fuerza política, pasan a ser la primera al lograr cuatro escaños más y alcanzar los 10. El crecimiento del PSPV está vinculado directamente a la caída de Compromís y Unidas Podemos. Las dos formaciones, que en los últimos comicios concurrieron en coalición junto a EU bajo la marca de 'A la valenciana', se dejan cinco escaños respecto a los resultados de hace tres años. Hay que tener en cuenta que en estos comicios se elige un escaño menos que pierde la provincia de Valencia.

La formación que encabeza Mónica Oltra se ve invisibilizada por una confrontación electoral nacional, cada vez más marcada por la situación de Cataluña y por una confrontación entre bloques en la que los nacionalistas no terminan de encontrar su sitio. De los cuatro escaños que han disfrutado en la última legislatura, Compromís únicamente retendría el de Joan Baldoví en Valencia.

El resultado de los socialistas parece dar la razón a la decisión de Ximo Puig, que el pasado 4 de marzo decidió disolver Les Corts y adelantar las elecciones autonómicas para hacerlas coincidir con las generales. El argumento determinante con el que el secretario general del PSPV adoptó aquella decisión fue el de que, gracias a las buenas expectativas del PSOE de Pedro Sánchez, sumar generales y autonómicas le permitiría mejorar sus resultados. Los datos manejados por la calle Ferraz situaban el porcentaje de voto socialista por encima del 30%. No obstante, la encuesta de GAD3 para este diario sitúa el apoyo al PSPV en el entorno del 27%.

Pese a su caída, el PP sigue siendo el más votado de los partidos del centroderecha

Sin embargo, los datos de la encuesta para las elecciones generales abren un escenario de incertidumbre respecto al resultado final de aquella decisión. Porque, pese a que el PSPV sea la fuerza más votada, la suma de las fuerzas políticas de centroderecha vuelven a lograr la mayoría. El PP valenciano se deja cuatro escaños en estos comicios que van a parar, como si de una traslación automática se tratara, a Vox. La formación que encabeza Santiago Abascal irrumpe en el escenario político, tal y como vaticinan ya todos los sondeos a nivel nacional, y logra cuatro diputados por la Comunitat. Ciudadanos, por contra, ve frenado su crecimiento y obtiene los mismos resultados, 5 escaños, que en las elecciones de 2016. La suma de estas tres formaciones políticas, en estas elecciones generales, alcanza los 18 escaños, mientras que la izquierda, con PSPV, Unidas Podemos y Compromís, se queda en 14.

El retroceso de los populares, en línea con el que las encuestas vaticinan para el partido a nivel nacional, no impide que la formación que lidera Bonig se mantenga como la más votada del bloque de derechas. Los populares se dejan dos escaños en Valencia y otros dos en Alicante, que son las dos circunscripciones en las que la derecha populista de Vox logra representación. Cs calca los resultados de 2016 en las tres circunscripciones valencianas. Los datos para el partido de Rivera representan un freno destacable para una formación que confiaba en obtener mayor representación en una región considerada como granero de voto para ese partido.

Más información sobre la encuesta de LAS PROVINCIAS