Blasco, condenado a 8 años de cárcel y 20 de inhabilitación por el caso Cooperación

Rafael Blasco, en el banquillo de los acusados durante el juicio por el caso Cooperación./
Rafael Blasco, en el banquillo de los acusados durante el juicio por el caso Cooperación.

La Sala de lo Civil y Penal del TSJCV considera a Blasco director de la trama corrupta y condena al exconseller por los delitos de malversación, prevaricación y falsedad en el denominado caso Cooperación

A. RALLOValencia

El exconseller Rafael Blasco y el empresario Augusto César Tauroni han sido condenados a 8 años de cárcel y 20 de inhabilitación por el Tribunal Superior de Justicia por desviar fondos públicos destinados al Tercer Mundo para su propio beneficio. La Fundación Cyes -no confundir con la constructora del mismo nombre- recibió 1,8 millones de euros. Cerca de un millón los empleó el presidente de la entidad, Marcial López, en comprar pisos en la avenida Ausias Marcha de Valencia. Algo más de 400.000 euros fueron a empresas de la órbita de Tauroni por trabajos ficticios. A Nicaragua apenas llegaron 43.000 euros del total del dinero concedido.

Las condenas de los acusados

CASO COOPERACIÓN

Rafael Blasco: 8 años de prisión y 20 de inhabilitación por malversación, tráfico de influencias, prevaricación y falsedad

Augusto César Tauroni: 8 años de cárcel y 20 inhabilitación por ser cooperador del delito de fraude en subvenciones, falsificación y malversación

Alexandre Catalá: 4 años y medio de cárcel y 7 años de inhabilitación y el pago de una multa de 6.750 ¤ por prevaricación administrativa en concurso con falsedad documental

Josep María Felip: 7 años de inhabilitación por prevaricación administrativa

Marc Llinares: 4 años y medio de cárcel y 11 de inhabilitación y el pago de 6.750 ¤ de multa por cooperación en prevaricación administrativa y falsedad

Tina Sanjuán: 7 años y medio de cárcel por malversación, prevaricación y falsedad y a 17 años y medio de inhabilitación

Marcial López: el TSJCV le prohíbe recibir subvenciones, ayudas públicas, beneficios o incentivos fiscales o de la Seguridad Social en 6 años

María Josefa Cervera: tres años y medio de prisión

Xavier Llopis: 3 años de prisión y 2 de inhabilitación por falsedad documental y pago de una multa de 2.700 ¤

La Sala de lo Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana (TSJCV) considera al exconseller Rafael Blasco "director" de la trama corrupta que desvió fondos públicos de cooperación internacional y que actuó en concierto con el empresario Augusto César Tauroni.

La sentencia de 274 folios del caso Cooperación, hecha pública hoy por el TSJCV, condena a ambos a ocho años de prisión -junto a otros siete procesados- como resultado de la primera de las tres causas abiertas en las que se investiga el destino de fondos de la Generalitat para proyectos solidarios.

Los magistrados del TSJCV consideran probado que existió un concierto previo entre Tauroni y Blasco para materializar determinadas subvenciones, de las que posteriormente se beneficiaría el empresario, si bien se advierte en al menos un par de ocasiones que no han quedado determinados ni los términos del acuerdo entre ambos ni las "eventuales contraprestaciones" que recibirían Blasco y sus colaboradores -funcionarios y altos cargos-.

El concierto se hizo, según la sentencia, con el fin de lograr que le fuesen concedidas a la Fundación Cyes (sin relación con la constructora del mismo nombre) subvenciones por 1,8 millones de euros a pesar de no reunir los requisitos necesarios, recibiendo posteriormente Tauroni el 25 por ciento de dicha cifra por su labor de intermediación.

La sentencia de la primera pieza del caso Cooperación no es firme y contra la misma se puede presentar recurso de casación ante el Tribunal Supremo antes de cinco días.

Las condenas

El magistrado ponente, en una extensa sentencia, impone al siete veces conseller -con todos los gobiernos autonómicos excepto el último de Fabra- 8 años de prisión y 20 de inhabilitación por malversación, prevaricación y falsedad en el denominado caso cooperación. El empresario Augusto César Tauroni, considerado presunto cabecilla de la trama, ha sido condenado a 8 años de cárcel y 20 inhabilitación por ser cooperador del delito de fraude en subvenciones, falsificación y malversación en la primera pieza del 'caso Cooperación', relativa a las ayudas a la Fundación Cyes.

La sentencia también ha sido contundente con otros acusados.

Así, Alexandre Catalá ha sido condenado a 4 años y medio de cárcel y 7 años de inhabilitación y el pago de una multa de 6.750 ¤ por prevaricación administrativa en concurso con falsedad documental; el exdirector general de Cooperación Josep Maria Felip, el único ex alto cargo sin pena de cárcel, ha sido condenado a siete años de inhabilitación por prevaricación administrativa; el exjefe del servicio de Cooperación, Marc Llinares ha sido condenado a 4 años y medio de cárcel y 11 de inhabilitación y al pago de 6.750 ¤ de multa por cooperación en prevaricación administrativa y falsedad; el exjefe de gabinete de Blasco, Xavier Llopis ha sido condenado a 3 años de prisión y 2 de inhabilitación por falsedad documental y al pago de una multa de 2.700 ¤; la ex secretaria general de Cooperación, Tina Sanjuán ha sido condenada a 7 años y medio de cárcel por malversación, prevaricación y falsedad y a 17 años y medio de inhabilitación; y la pareja sentimental de Marcial López, Josefa Cervera ha sido condenada a tres años y medio de prisión. El TSJCV prohibe a Marcial López recibir subvenciones, ayudas públicas, beneficios o incentivos fiscales o de la Seguridad Social en 6 años

El tribunal condena a Tauroni, López y Cervera, los únicos que no eran altos cargos del Gobierno valenciano , al pago conjunto y solidario de una indemnización a la Generalitat de casi 1,8 millones de euros.

El origen del caso

El caso Cooperación se inició a partir de la denuncia del PSPV y Compromís en la Fiscalía Anticorrupción. El Ministerio Público abrió diligencias de investigación penal y remitió el asunto al decanato de los juzgados. El caso cayó en el juzgado de Instrucción número 21, que durante meses mantuvo la investigación bajo secreto. Mientras, el teléfono del empresario y principal cabecilla del desfalco, Augusto César Tauroni, era pinchado y la Policía proseguía con las pesquisas. Finalmente, tras encontrar indicios de delito en la actuación del exconseller, la causa se envió al TSJ. Durante el juicio, Blasco insistió en que todo era una conspiración política y negó haber participado en la trama. Aceptó errores de gestión, pero afirmó que estaba tranquilo con su actuación. Rechazó haber presionado a los funcionarios para que aprobaran las ayudas a la Fundación Cyes pese a que no cumplía los requisitos y que hiciera todo lo anterior por la amistad que le unía a Tauroni, a quien conocía de su localidad natal.

La Fiscalía, en cambio, sostuvo que Blasco benefició a su amigo Tauroni en la concesión de subvenciones y le acusó de hacer clientelismo político.

El juicio por esta primera pieza del 'caso Cooperación', fruto de dos años y medio de investigación judicial que comenzó en un juzgado ordinario de Valencia, versó sobre posibles irregularidades en la concesión de subvenciones por parte de la extinta Conselleria a la Fundación Cyes en el año 2008, que recibió 1,6 millones de euros para dos proyectos en Nicaragua, de los que solo llegaron a su destino 43.000 euros, puesto que el resto se destinó a la compra de inmuebles en Valencia y al pago de unos 400.000 euros a una mercantil del considerado presunto cabecilla de la trama, Augusto César Tauroni.