https://static.lasprovincias.es/www/menu/img/valenciacf-desktop.jpg

Valencia y Barcelona intercambian sus porteros

Cillesen y Neto, en partidos con el Barcelona y el Valencia./
Cillesen y Neto, en partidos con el Barcelona y el Valencia.

Neto fuerza su salida para marcharse al Camp Nou y la llegada de Cillessen puede favorecer las de Denis Suárez y Rafinha

J. Carlos Valldecabres
J. CARLOS VALLDECABRESValencia

El Valencia no acaba de tener suerte con el comportamiento y la fidelidad de sus porteros brasileños. Son tan buenos como peculiares. A Diego Alves se lo quiso ventilar Marcelino nada más llegar pese a una fiablidad más que interesante dentro del terreno de juego y ahora ha sido Neto, después de una temporada espectacular con título incluido -aunque la Copa la jugó Jaume-, el que se ha beneficiado de la necesidad del club de encajar las cuentas para forzar la apertura de la puerta tras un infructuoso intento de mejora salarial. Y no le ha salido del todo mal la jugada. A sus 29 años va a fichar por el Barça: a engordar tanto su cuenta bancaria como probablemente su historial deportivo, pese a que la competencia con Ter Stegen invita a pensar en el banquillo más que en la titularidad. El Valencia ha tenido que moverse rápido y ha encontrado la solución -a sus males presupuestarios- precisamente en el Camp Nou. Se va uno de los futbolistas más fiables que ha tenido Marcelino esta temporada y llega para ocupar su plaza Jacobus Antonius Peter Cillessen, suplente barcelonista y que ha jugado este año menos minutos que Jaume Doménech. La permuta no va a suponer ningún sobrecoste añadido desde el punto de vista del Valencia y desde luego puede suavizar las intenciones blanquinegras de hacerse con los servicios de otros elementos de la disciplina culé como son Denis Suárez y Rafinha.

La operación tomó envergadura ayer por la mañana, aprovechando el viaje a la Ciudad Condal que hizo Mateo Alemany para participar en una jornada sobre el futuro del fútbol europeor. Horas antes de esa mesa redonda, Alemany se reunió con los dirigentes del conjunto barcelonista para dejar prácticamente atado el sorprendente trueque de los porteros. Que Marcelino quiere jugadores comprometidos está al mismo nivel como que prefiere no manejar gente que esté a disgusto. Y Cillessen, hace poco más de una semana, se dejaba querer públicamente por el club de Mestalla. «El Valencia CF es un gran equipo», decía sin profundizar más.

La permuta de guardametas no implica ningún desembolso y resuelve de momento y facilita que el club de Mestalla encaje sus cuentas

Lo curioso de este caso es que Neto y Cillessen guardan un perfil similar en bastantes aspectos. Tres meses separan la edad de uno y otro (el holandés es más mayor); tres centímetros (Neto más alto); el mismo año de fin de contrato (2021); la misma valoración (18 millones) aunque el Barça se descolgó al principio con un precio de 25 millones de euros (costó 13 mientras que el Valencia pagó 7 por Neto); y en cuanto a cláusulas, la del brasileño era superior (80 millones) a la del holandés (60). En lo que supera Cillessen a Neto es en partidos como internacional absoluto: 48 a 1.

Una operación de venta ahora y otra de compra más adelante

30 millones tenía que encontrar el Valencia antes del 30 de junio. La venta de uno de sus futbolistas era la única solución para cuadrar un presupuesto que contempló 42 cuando se aprobaron las cuentas pero con el aumento de los ingresos redujo la cantidad a 30. Con Neto el Valencia alivia la premura que tenía en vender. Sigue necesitando vender, lógicamente, pero ya no hay prisa. Neto se va traspasado al Barça y Cillessen vendrá comprado. Justo por lo mismo. Pero Neto se va ahora y Cillessen vendrá el 1 de julio.

Más noticias del Valencia CF