https://static.lasprovincias.es/www/menu/img/valenciacf-desktop.jpg

Denis Suárez cumple el repóquer de Marcelino

Denis Suárez conduce el balón en su etapa en el Barcelona. / afp
Denis Suárez conduce el balón en su etapa en el Barcelona. / afp

«No he rechazado al Valencia nunca», asegura el futbolista | El jugador del Barça encaja en los cinco requisitos para venir a Mestalla: español, necesita superarse, conoce la Liga, ya ha trabajado con el técnico y es polivalente

valencia. ¿Tiene interés el Valencia en Denis Suárez? La pregunta se la formuló un periodista de un diario deportivo de Barcelona a Marcelino en el hotel de concentración de Jerez a 24 horas antes de que el equipo disputara la final de Copa del Rey en el Villamarín. El técnico valencianista, consciente de que podía ponerse en un compromiso en caso de dar alguna versión al respecto en cualquiera de los sentidos, optó por decir con cierta educación que prefería centrarse en el duelo de Copa. Ya se había hablado más de una vez de las pretensiones de Marcelino de traerse al centrocampista del Barça, un futbolista que, se mire por donde se mire, cumple los cinco requisitos que el asturiano tiene en su libreta de fichajes. El repóquer de condiciones son: 1) jugador español -la regla más laxa de todas ya que lo importante es el conocimiento del idioma-; 2) su deseo de reivindicarse como futbolista (apenas ha jugado esta temporada); 3) que conoce a la perfección el desarrollo de la liga española (al pasar por Barça, Sevilla y Villarreal); 4) que ya lo ha tenido antes en alguno de los equipos que ha dirigido Marcelino (Villarreal con más de 3.000 minutos de juego en la 2015-16), y 5) su polivalencia dentro del campo (puede actuar en el centro del campo o escorado a una banda).

Lo cierto es que el filtro parece que esté hecho a medida de Denis Suárez que, además, ha tenido la habilidad de verbalizar sus intenciones en un claro guiño con color blanquinegro. «Es cierto que el Valencia ha mostrado interés, como otros equipos de la liga española. Desde que salí del Villarreal, he tenido interés del Valencia. No he rechazado al Valencia nunca. Tampoco nunca han mostrado el interés que están mostrando ahora para ficharme», reconocía a la cadena Ser en una clara muestra de intenciones. Para que no quedara ninguna duda de cuál es el talante del centrocampista, sobre quien puede ser su nuevo entrenador esta próxima temporada afirmaba: «Marcelino es el mejor entrenador que he tenido desde que estoy en el fútbol profesional y hasta aquí te puedo decir. Es más que un entrenador, una persona con la que tengo muy buena relación».

Pocas cosa se pueden añadir por su parte. Sus intenciones están claras, lo que viene a evidenciar que en lo que se refiere al Valencia, la cosa está mucho más avanzada de lo que parece. Otra cosa es el convencimiento que pueda tener el Barcelona al respecto, aunque como ya dijo Mateo Alemany, al final los jugadores juegan donde quieren ellos.

Denis salió en el mercado de enero al Arsenal de Emery pero apenas jugó por lesión

Suárez (Salceda de Caselas, Pontevedra, 6-1-1994) tiene contrato con el club catalán hasta junio de 2021 y viene de una cesión frustrada al Arsenal donde sus minutos apenas han dado para sumar un encuentro completo. Salió precisamente del Barça en el mercado de enero ante la falta de oportunidades pero con el equipo de Emery no le ha ido nada bien, hasta el punto de anunciar a finales de abril que para él la temporada ya había finalizado por culpa de unas molestias en el pubis que arrastraba desde un encuentro en febrero contra el Bate Borisov en la Europa League. «Siento que todo el esfuerzo y sacrificio por venir al Arsenal no ha tenido el fruto esperado y no podéis imaginar la rabia que siento, pero la salud es lo primero», escribió en las redes sociales a modo de justificación.

El problema en estos casos es saber qué pretensiones tiene el Barcelona con él. Valverde no le ha comunicado aún nada pero el club catalán quiere hacer lógicamente caja. Su cláusula de rescisión es de 50 millones de euros, su cotización ha bajado de manera notable (pasó de 18 a 12 millones ahora) y el Barça le dejaría libre entre 20 y 25 millones, una cifra ya muy considerable para el Valencia. Quizás no tanto para el Atlético de Madrid, otro de los equipos que también están interesados en la situación del internacional (absoluto en una ocasión) que este año ha marcado solo 2 goles.