https://static.lasprovincias.es/www/menu/img/valenciacf-desktop.jpg
Fútbol | Valencia CF

Contador a cero para el nuevo Mestalla

Estado actual de las obras paradas del nuevo Mestalla. / jesús signes
Estado actual de las obras paradas del nuevo Mestalla. / jesús signes

El Valencia quiere alargar los plazos para acabar el estadio de Corts Valencianes | En mayo se abre el periodo para terminar el proyecto en tres años y no cumplir con lo firmado provocaría que se resolviera la actuación

Héctor Esteban
HÉCTOR ESTEBANValencia

El próximo mes de mayo comienza la segunda fase de la Actuación Territorial Estratégica Valencia Dinamiza, el proyecto urbanístico en el que el Valencia Club de Fútbol actúa como promotor y en el que se incluye la finalización del nuevo Mestalla en un plazo máximo de tres años -mayo de 2021-. El Valencia sabe que tiene muy complicado cumplir el calendario y tendrá que negociar con la conselleria de Economía la posibilidad de lograr una mayor holgura en la ejecución del proyecto. Una pretensión en la que también están al tanto en la conselleria de Territorio y Vivienda, que es el departamento que deberá desarrollar el proyecto.

La ATE Valencia Dinamiza es ahora mismo uno de los grandes problemas del Valencia Club de Fútbol. Si el club pudiera dar marcha atrás, la idea nunca se hubiera desarrollado y en privado incluso se ha verbalizado la posibilidad, de difícil realización, de demoler la actual estructura. Si llega el momento en el que hubiera que revertir el proyecto, el Ayuntamiento se encontraría ante un problema de dimensiones descomunales.

El futuro del nuevo Mestalla pasa por la Liga de Campeones, por el dinero de la máxima competición europea. El club confía en encadenar Champions durante varias temporadas para ingresar el líquido suficiente que permita acometer las obras para finalizar un estadio que requiere ahora mismo más de cien millones de euros. De hecho, en el plan de negocio con el que Peter Lim se hizo con el Valencia la presencia en la Liga de Campeones era una constante cada temporada.

La Generalitat está dispuesta a negociar una prórroga asumible para acabar el nuevo Mestalla

En el club confirman en privado que la única manera de mantener un estadio como el proyectado es si se está en la máxima categoría. El director general del club, Mateo Alemany, confirmó en su última comparecencia pública que el Valencia se había puesto en contacto con operadoras internacionales para acabar el nuevo Mestalla. El problema, según reconocieron desde el propio club, es que las multinacionales que explotan este tipo de recintos no ven en la ciudad un modelo de negocio del nivel de las grandes capitales europeas. La ausencia de ingresos debería completarse con el aumento del precio de los abonos, algo que en este momento es inasumible para la masa de un club que ve como el número de socios se ha estancado.

El Valencia, según consta en los plazos de la ATE, debería tener terminado el nuevo estadio en mayo de 2021. Un compromiso que el presidente de la entidad, Anil Murthy, ha verbalizado pero siempre con la boca pequeña. La propiedad siempre intenta pasar de puntillas sobre esta contingencia.

La Generalitat estaría dispuesta a aliviar los plazos pero nunca más allá de lo que se entendería como una prórroga cordial si existe el compromiso en firme de que esta vez sí que se va a terminar la obra. Por eso es clave la negociación que se debería de abrir con la conselleria de Economía para marcar unos nuevos plazos en función de las nuevas exigencias del proyecto.

Incumplir las etapas previstas en la ATE conllevaría la extinción del proyecto y la pérdida de casi 1,2 millones de euros para el Valencia, que fue la garantía que depositó por su condición de promotor. Además, se tirarían a la basura los cerca de 100 millones de euros que se han invertido ya en la obra. Ganar tiempo hasta 2023 sería un buen planteamiento para el club, que insiste en poner el contador de los plazos a cero.

Lim, el 1.103 en Forbes

El propietario el Valencia, Peter Lim, ocupa el puesto 1.103 en la lista Forbes, que cada año clasifica a las personas más ricas del mundo. El patrimonio de Lim está valorado en 1.773 millones de euros.

El máximo accionista del club de Mestalla, que hace mucho meses que no aparece por el estadio para ver a su equipo, ocupa el noveno lugar entre los más ricos de Singapur.

Fotos

Vídeos