Detenido un operario municipal por dañar coches y casas del alcalde y concejales de Vilamarxant

Daños con aceite quemado en una fachada de Vilamarxant./
Daños con aceite quemado en una fachada de Vilamarxant.

El hombre detenido por la Guardia Civil de Llíria está acusado de 35 pinchazos de ruedas en cinco años y de arrojar aceite quemado a las viviendas

Javier Martínez
JAVIER MARTÍNEZValencia

La Guardia Civil de Llíria detuvo el lunes a un trabajador del Ayuntamiento de Vilamarxant como presunto autor de unos 35 pinchazos de ruedas de vehículos de miembros del equipo de gobierno municipal, entre ellos el alcalde de la población. El hombre arrestado también está acusado de arrojar aceite quemado a las fachadas de varias casas y habría cometido estos ataques, presuntamente, por desavenencias de carácter laboral.

Tras una ardua investigación, el Equipo de Policía Judicial de la Guardia Civil de Llíria atribuye al detenido unos 40 ataques contra propiedades de vecinos de Vilamarxant, la mayoría de ellos concejales o funcionarios del ayuntamiento, cometidos desde el año 2015.

El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Llíria decretó en la mañana de este martes la libertad provisional del operario municipal, aunque le imputa un delito continuado de daños. El sospechoso tendrá que comparecer una vez al mes ante el juzgado que finalmente asuma la instrucción de la causa. El detenido es un miembro de la brigada municipal de obras y servicios.

Compromís y PSPV con el apoyo de Ciudadanos

Los ataques comenzaron tras las elecciones municipales de 2015, cuando Compromís y el PSPV formaron equipo de gobierno con el apoyo de dos concejales de Ciudadanos, que fueron expulsados del partido días después del pacto tripartito. Desde entonces, los pinchazos de ruedas de vehículos se sucedieron en las calles de Vilamarxant y también arrojaron aceite quemado a las fachadas de las casas del alcalde de la localidad, Jesús Montesinos, y del concejal de Promoción Económica, Eliseo Sanz, según informaron fuentes municipales.

Tras el último ataque que sufrió Sanz en la puerta de su vivienda en la madrugada del 7 de diciembre de 2018, el Ayuntamiento de Vilamarxant difundió un comunicado para condenar «cualquier acto de esta índole que busca amenazar y atenazar la convivencia democrática de las personas que residen en Vilamarxant». La mayoría de los coches dañados son de concejales del equipo de gobierno, y también «echaron azúcar en el depósito de uno de los vehículos para gripar el motor», según informaron las mismas fuentes municipales.

El autor de los ataques se ensañó con uno de los ediles al pinchar las ruedas de su coche en seis ocasiones. El hombre detenido, cuya identidad responde a las iniciales M. C. G., fue puesto a disposición judicial ayer por la mañana tras pasar la noche en un calabozo del cuartel de la Guardia Civil.

El Ayuntamiento de Vilamarxant mostró ayer su «absoluta confianza ante las actuaciones realizadas por el Equipo de Policía Judicial de la Guardia Civil de Llíria», y lamenta que el presunto autor de los daños en vehículos y fachadas de varios domicilios «tenga una relación laboral estable con el propio ayuntamiento». La detención del operario municipal causó un gran revuelo en la localidad. Uno de los vehículos dañados es el que utilizan los voluntarios de Protección Civil.

Noticias de Sucesos

 

Fotos

Vídeos