El juez decreta la libertad con cargos para los padres del asesino confeso de Vinaròs

El joven detenido en Vinaròs por el asesinato de su novia. /GUARDIA CIVIL
El joven detenido en Vinaròs por el asesinato de su novia. / GUARDIA CIVIL

Los investigadores de la Guardia Civil se marcaron como uno de sus principales objetivos encontrar el cadáver de la joven desaparecida

Javier Martínez
JAVIER MARTÍNEZValencia

El titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 4 de Vinaròs acordó hoy la libertad provisional de los padres del asesino confeso de Vinaròs, Adrián M., el joven que se encuentra en prisión preventiva desde el pasado lunes por el asesinato de su compañera sentimental.

Según informaron fuentes del Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana, el magistrado les impuso como medidas cautelares la prohibición de salida del territorio nacional, la retirada del pasaporte y las comparecencias en el juzgado los días 1 y 15 de cada mes. Los padres del presunto asesino comparecieron ayer por la mañana ante el juez en calidad de investigados por un delito de homicidio tras ser detenidos el martes por agentes del Grupo de Homicidios de la Guardia Civil de Castellón.

El juez instructor, que tiene también competencias en materia de violencia de género en la demarcación de Vinaròs, decidió prorrogar un mes el secreto de las actuaciones. Como ya informó LAS PROVINCIAS, la Guardia Civil logró esclarecer el crimen machista tras encontrar el cadáver de Nelea S., la joven de 26 años que desapareció en extrañas circunstancias el pasado mes de febrero en Vinaròs, y detener al compañero sentimental de la víctima como presunto autor del asesinato.

Tras cometer el crimen, Adrián descuartizó el cadáver y lo enterró en un descampado de la localidad tarraconense de Ulldecona. Como consecuencia de las pruebas y evidencias obtenidas durante las investigaciones y los interrogatorios al sospechoso y dos amigos suyos, que también fueron arrestados, los agentes del Grupo de Homicidio consiguieron que el joven se derrumbara emocionalmente, confesara el crimen e indicara el lugar exacto donde había enterrado el cadáver. Era la madrugada del domingo.

La desaparición de la joven tuvo lugar el pasado 17 de febrero en Vinaròs después de mantener una fuerte discusión con su compañero sentimental. Según una amiga de la víctima, Adrián se enfadó con Nelea en la puerta de una discoteca porque llevaba un vestido con mucho escote.

Tras sospechar desde el principio del novio de la mujer desaparecida, el Grupo de Homicidios recibió el apoyo del Equipo de Análisis de Comportamiento Delictivo (EACD), un grupo formado por especialistas en psicología y criminología que dirigieron algunos de los interrogatorios tras analizar la conducta del joven rumano. Los investigadores de la Guardia Civil se marcaron como uno de sus principales objetivos encontrar el cadáver de Nelea y lo lograron tras persuadir al detenido de que debía confesar.

Más información sobre el crimen de Vinaròs