Goteo de fardos de droga en las costas valencianas

Agentes de la Policía Local de Castellón, con el fardo de droga hallado ayer y el socorrista que lo encontró. / policía local de castellón
Agentes de la Policía Local de Castellón, con el fardo de droga hallado ayer y el socorrista que lo encontró. / policía local de castellón

Otros tres bultos se han encontrado en el mar en enclaves de Alicante y Dénia en los últimos quince días

Á. SERRANO/AGENCIASVALENCIA.

Probablemente si una escritora hubiera buscado un punto de inicio para una novela de misterio ambientada en la Comunitat Valenciana, no le habría sido servido en bandeja uno mejor que el que se lleva dando en las costas del territorio durante los últimos quince días. El hallazgo en la playa del Gurugú de un fardo de droga de 34 kilos es el cuarto en menos de quince días desde que el día 11 apareciera otro bulto con sustancias estupefacientes en una zona de Dénia próxima al cabo de San Antonio. Además, esta misma semana se han hallado otros dos en playas de Alicante, concretamente en San Juan y Urbanova. Se desconoce que si provienen de la misma embarcación.

La Policía Local de Castelló localizó el pasado miércoles en la playa del Gurugú un fardo de droga de 34 kilos de peso, tras recibir el aviso por parte del servicio de socorrismo, que divisó un objeto voluminoso flotando a la deriva a unos 600 metros de la orilla del mar. Los hechos se produjeron sobre las 18.15 horas, cuando el responsable del servicio de socorrismo de playa observó ese objeto voluminoso que parecía sospechoso. Cuando el socorrista llegó a ese punto y vio el bulto comprobó que se trataba de un fardo envuelto en tela que llevaba algún tiempo a la deriva.

El personal de emergencias remolcó el bulto hasta la playa, donde dos agentes del servicio especial de playas de la Policía Local estaban esperando para hacerse cargo de dicho objeto. Los dos policías trasladaron el fardo hasta sus instalaciones frente al Planetario de Castelló y tras examinar el bulto sospechoso lograron averiguar que se trataba de un fardo de droga que iba envuelto por un tejido de color negro muy resistente.

La policía investiga si los bultos que llegaron a Alicante provienen de la misma embarcación

Al abrirlo vieron numerosos paquetes de una sustancia «muy similar al hachís», como indica el Cuerpo municipal en un comunicado, por lo que dieron aviso a la Policía Nacional para que se hiciera cargo de la droga. Hasta el lugar se trasladó una dotación de la policía judicial que recogió la droga y va a iniciar una investigación para averiguar la procedencia de esta sustancia estupefaciente.

Este es el cuarto fardo de droga que llega a las costas valencianas en poco tiempo. Esta misma semana han aparecido dos en las playas de Urbanova y San Juan, en Alicante. El primero llegó a la arena el miércoles en San Juan. Pesaba 37 kilos y lo encontró un operario del servicio de limpieza municipal, que halló el jueves otro en Urbanova, en este caso de 30 kilos. La Policía Judicial abrió una investigación para determinar si los dos fardos de hachís pertenecen al mismo alijo y si se ha intentado desarrollar durante estos días alguna operación de tráfico de drogas o hay «movimientos sospechosos».

Además, el pasado 11 de agosto apareció otro fardo flotando cerca del cabo de San Antonio en Dénia. La primera hipótesis es que podían provenir de distintas embarcaciones: las de Alicante capital, de hecho, de una embarcación que se hubiera visto sorprendida por una tormenta en alta mar el miércoles de madrugada. Sin embargo, dado que el fardo de Dénia hallado el 11 de agosto estaba en perfecto estado y los dos de Alicante, mucho más deteriorados, los investigadores trabajan con la teoría de que los problemas para la embarcación que los trasladaban se dieron a comienzos de mes, lo que explicaría el mal estado de los paquetes que han pasado más tiempo en el agua: los aparecido en Alicante.

Más