El narcotráfico de marihuana bombardea la Comunitat hasta por mensajería

Más de medio centenar de personas procesadas desde el mes de mayo por cultivo y elaboración de estupefacientes

IVÁN GÓMEZVALENCIA.

La Policía Nacional detuvo en Valencia a un hombre de 26 años de nacionalidad china que recibió por mensajería, desde Madrid, un paquete de 11 kilos de marihuana seca. El joven ha sido imputado por un delito de tráfico de drogas y falsedad documental, ya que portaba una tarjeta de identificación de extranjeros a nombre de otro compatriota.

Al ahora detenido se le incautaron 1.180 euros en metálico y un teléfono móvil; y por supuesto la droga, que le fue entregada en dos cajas de grandes dimensiones. Los agentes ya habían establecido un dispositivo de vigilancia y observaron cómo un empleado de una compañía de mensajería descargaba dos cajas de considerable tamaño y se las entregaba en mano al acusado.

En cuanto recibió el paquete, los policías le abordaron y el joven mostró la documentación falsa para identificarse. Los investigadores lo detuvieron en el momento y el acusado, con antecedentes policiales, pasó a disposición judicial.

Los delitos relacionados con la marihuana no cesan en la Comunitat. La Guardia Civil de Sueca intervino 8.000 plantas de marihuana en 72 registros de domicilios en la provincia de Valencia desde el mes de mayo; y ya hay 65 personas procesadas por implicación en delitos de cultivo y elaboración de sustancias estupefacientes. También quedaron intervenidos 18 cogollos preparados para su venta.

También se acusa a los implicados de delitos de defraudación del fluido eléctrico. Las investigaciones hallaron 54 enganches ilegales que utilizaban como fuente de alimentación para los invernaderos donde cultivaban la droga.

Además de las plantas incautadas, los agentes hallaron en los registros múltiples aparatos para el cultivo y mantenimiento de la marihuana. Sofisticados sistemas para la producción de la planta y una infraestructura valorada en más de 100.000 euros, según informó la propia Guardia Civil.

Los 72 registros domiciliarios se desarrollaron en las localidades de Alberic, Montserrat, Cullera, Benifaió y Carlet. Las actuaciones policiales se llevaron a cabo dentro de los servicios establecidos para evitar el cultivo y la elaboración de sustancias estupefacientes en la provincia de Valencia. Las diligencias pertinentes fueron entregadas en los juzgados de primera instancia de varios municipios.