La mascota que González Pons finge no tener

La mascota que González Pons finge no tener

El portavoz del PP en el Parlamento Europeo nos presenta a Snowball, un adorable conejo que le regalaron a su hija a sus espaldas y del que él simula no tener constancia

María Gardó
MARÍA GARDÓValencia

La hija de Esteban González Pons tiene una adorable mascota de la que su padre finge no tener constancia. «Ella cree que no sé que Snowball vive con nosotros, porque yo no le dejaba tenerlo y se lo regalaron», confiesa el portavoz del PP en el Parlamento Europeo. Lo cierto es que este pequeño conejo de un año de edad se ha ganado el cariño de todos los de la casa.

1
¿Cómo llegó a tu vida?

Mi hija pequeña, Piluca, lo quería de regalo de comunión. Yo no soy partidario de tener animales en un piso, así que mi mujer se lo regaló a mis espaldas. Desde entonces finjo que no sé que en casa vive un conejo.

2
¿Por qué elegiste ese nombre?

Se lo puso la niña porque parece una bola de nieve.

3
¿Dónde duerme?

En su jaula, obviamente. Aunque lo parezca, no es un peluche.

4
¿Qué le dices antes de salir de casa?

Como en teoría yo no sé que llevo un año y medio conviviendo con un conejo, cuando me lo cruzo en público finjo que no lo veo. En privado, le explico cómo podría escaparse si quisiera, pero me mira respondiéndome: «Abrázame».

5
¿Has viajado alguna vez con Snowball?

Sí. Veranea en la Virgen De la Vega. Lo lleva el tío José.

6
¿Tiene motes cariñosos?

Por supuesto. «Snowy Monín» es el nombre de guerra con que el conejo me roba el cariño de mi hija.

7
¿Qué superpoder crees que tiene?

El de poner una carita que te desarma.

8
Lo que más te molesta de tu mascota

A mi hija Piluca le molesta que arañe. A mí, que no luche por su libertad.

9
Lo que más te molesta del resto de dueños de animales

Que no recojan sus zurullos en la calle.

10
Si Snowball fuera humano, ¿qué tipo de persona crees que sería, a qué se dedicaría?

Gordito, amable, cariñoso y con ojos azules, el último hombre educado del siglo.

11
¿Has tenido otros animales?

Un caracol llamado Pumbita, un hámster que ya nos dejó y varios peces a los que mi hija quiso enseñar a nadar y pasaron a mejor vida. También tortugas, gusanos de seda y un perro callejero llamado Ley.

12
¿Eres de los que han dicho: «cuanto más conozco a las personas más quiero a mi mascota»?

Cuanto más conozco a personas con mascota, más me gustaría ser mascota, pienso yo.

13
¿Te ha cambiado la forma de ser tenerle?

Sí, me hace feliz ver feliz a Piluca. Por cierto, en la Unión Europea estamos debatiendo si el conejo es una mascota o un alimento y, gracias a Snowball, yo estoy a favor de la liberación de los conejos.

14
Abandono y verano van muy unidos, ¿por qué crees que sigue habiendo pese a todas las campañas de concienciación y multas?

Porque la gente confunde tener un animalito con tener un juguete. Una mascota es una responsabilidad, un miembro más de la familia.

15
¿Está España adaptada a los animales?

Si España no estuviera adaptada a los animales, la mayoría de los españoles tendríamos que irnos a otro país.

Más mascotas

Fotos

Vídeos