El esfuerzo, el altruismo y la excelencia, premiados

Foto de familia de los premiados en la gala, el teniente Óscar Arenas, la tenista Anabel Medina, José Miguel G. Cortés, los directivos de la Universitat Politècnica de València y Tomás Trenor, presidente de la Junta Provincial de Valencia de la Asociación Española Contra el Cáncer./
Foto de familia de los premiados en la gala, el teniente Óscar Arenas, la tenista Anabel Medina, José Miguel G. Cortés, los directivos de la Universitat Politècnica de València y Tomás Trenor, presidente de la Junta Provincial de Valencia de la Asociación Española Contra el Cáncer.

Los galardones de LAS PROVINCIAS celebran su decimoctava edición en un Palau de les Arts repleto de representantes de la sociedad valenciana

El esfuerzo por superarse, el altruismo de una sociedad que pelea unida, la integridad de un hombre víctima de la violencia y la excelencia a la hora de exponer el arte y para formar a los futuros profesionales que impulsarán el desarrollo de la Comunitat. Esos fueron los valores que impregnaron la sala Auditori del Palau de les Arts Reina Sofía de Valencia, que albergó el martes la 18 edición de los galardones 'Valencianos para el Siglo XXI', la gala de los premios de LAS PROVINCIAS, que congregó a más de 1.500 invitados para reconocer la labor de colectivos y personalidades que gracias a su trayectoria prestigian a la Comunitat.

El presidente de la Generalitat, Ximo Puig, así como el delegado del Gobierno en la Comunitat, Juan Carlos Fulgencio, entre otras autoridades civiles y militares, acudieron a una gala que contó con miembros de todas las formaciones políticas valencianas con representación en Les Corts, desde el PP hasta Podemos.

Los galardonados

El 'Observatori', la escultura diseñada por el artista Miquel Navarro, fue a manos de la Universitat Politècnica de València (UPV), la tenista Anabel Medina, la Junta Provincial de Valencia de la Asociación Española Contra el Cáncer, el IVAM y el teniente valenciano de la Guardia Civil Óscar Arenas Fuentes, que sufrió una agresión multitudinaria en la localidad de Alsasua (Navarra) el 15 de octubre de 2016. Los votos de los redactores de este diario generó este magnífico quinteto al que se unió el premio especial a la subdirectora del periódico, María José Grimaldo, reconocimiento póstumo a la periodista valenciana tras su reciente fallecimiento. La entrega de premios se retransmitió en directo a través de la web www.lasprovincias.es, que ofreció el evento en tiempo real a través de internet.

La fiesta se inició poco después de las 20.30 horas. El director de LAS PROVINCIAS, Julián Quirós, dio la bienvenida a los invitados y felicitó a los galardonados en una intervención en la que señaló que «la última moda es que los medios de comunicación fabricamos noticias falsas. Lo dicen muchos políticos cada vez que algo publicado les disgusta. Es el último resorte del demagogo para escapar al control de la prensa, no sólo lo hace Donald Trump. Las «fake news» se fabrican desde el ámbito político. Son un instrumento de propaganda del poder político o económico para debilitar y condicionar la influencia del periodismo».

«Deberíamos preocuparnos y centrarnos en las tensiones crecientes que viven las sociedades democráticas, donde se está erosionando gravemente la convivencia social. El mundo parece experimentar una regresión, una vuelta a los tiempos en que los demagogos, populistas y extremistas condicionaron la vida pública», señaló Quirós.

Los primeros en subir al escenario a recoger su galardón fueron los responsables de la Universitat Politècnica de València. «Son 50 años formando profesionales para una mejor sociedad», señaló el equipo de dirección de la UPV al recoger el premio, agradecido por parte de los miembros de la Politècnica, que recordaron que su labor persigue la excelencia para el aprovechamiento de todos.

La tenista Anabel Medina recibió el premio que reconoce su trayectoria como brillante deportista. «Siento una gran satisfacción porque se valora el esfuerzo de una carrera de 20 años», indicó Medina, quien también quiso aprovechar para señalar que desde este periódico «se ha dado visibilidad a mi carrera, se me ha conectado con los aficionados, lo que supone, sobre todo, apoyar al tenis femenino».

En nombre de la Junta Provincial de Valencia de la Asociación Española Contra el Cáncer, su presidente, Tomás Trenor, mostró su satisfacción al recoger el 'Observatori' por considerar que el galardón «supone un reconocimiento a una asociación que no hace más que poner de manifiesto el esfuerzo altruista de la sociedad valenciana».

El director del IVAM, José Miguel G. Cortes, recogió el premio y aprovechó para «recordar que con este premio iniciamos el aniversario del museo, que será en 2019, pero que con este galardón se inicia».

«El IVAM es un bien cultural de toda la Comunitat. Nadie debe apropiárselo. Es un tesoro para las generaciones presentes y futuras. Les invito a venir al museo. Se sentirán como en su casa», señaló Cortés.

La sala Auditori del Palau de les Arts Reina Sofia se llenó de principio a fin hasta completar su aforo con representantes de la clase política y de entidades y colectivos de la sociedad valenciana.
La sala Auditori del Palau de les Arts Reina Sofia se llenó de principio a fin hasta completar su aforo con representantes de la clase política y de entidades y colectivos de la sociedad valenciana.

Finalmente, Óscar Arenas, el teniente de la Guardia Civil que sufrió una agresión en Alsasua y tuvo que ser trasladado, señaló que «agradezco un reconocimiento por hacer lo que me gusta, servir a la Guardia Civil». El teniente hizo un llamamiento: «Acuérdense de las víctimas y no olviden su sufrimiento, y también de las otras víctimas de Alsasua, que necesitan nuestro apoyo, memoria y reconocimiento».

El presidente del Consejo de Administración de Federico Domenech, Gonzalo Zarranz, tomó la palabra tras la entrega de los galardones para señalar que los premiados «son merecedores del galardón y encarnan el ejemplo de nuestro deseo de informar de personas que hacen cosas extraordinarias».

Zarranz respasó la trayectoria de los premiados y recordó que este periódico lleva publicándose 152 años, tiempo en el que, según rememoró, se han producido las mayores guerras, los mayores avances tecnológicos y desarrollos de los derechos civiles, «y en el periódico hemos contado esos acontecimientos extraordinarios, a través de páginas donde se relatan hechos contrastados y se ofrecen opiniones diversas».

Ximo Puig cerró el acto señalando que el periodismo es la vacuna contra las noticias falsas que deforman la realidad. En ese sentido subrayó la labor de LAS PROVINCIAS, que «lleva 152 años practicando buen periodismo». Destacó además la importancia de los premiados, «que representan lo mejor de la Comunitat. Han acertado con su decisión de premiarlos».

«Los medios de comunicación son necesarios porque dicen a la gente lo que no quiere oír, y lo hacen sin perder de vista la veracidad de lo que cuentan. Su papel es determinante para formar una opinión cierta, fundada y crítica. En LAS PROVINCIAS son conscientes de eso, de que el valor del periodismo es el de intentar interpretar adecuadamente la realidad», señaló Puig, quien coincidió con Quirós en la necesidad de estar prevenidos frente «al auge de los populismos, que ya fueron testados en Europa». Finalmente, el monologuista David Amor puso el toque final de humor a la gala. Una vez finalizó la ceremonia se celebró un cóctel en el vestíbulo de Les Arts.

Confidencias y humor

La gala de entrega de los Valencianos para el Siglo XXI no sólo suele ser el lugar de encuentro de las personalidades más relevantes de la vida política, empresarial y cultural de la Comunitat sino que también es el momento de confidencias, contactos y anécdotas.

Una de ellas fue protagonizada por el presidente del Consell, Ximo Puig, quien durante el cóctel compartió unos minutos con los diferentes representantes de la enseñanza concertada. Se le agradeció su participación en el 46 Congreso Nacional de la Confederación de Centros de Enseñanza celebrado la pasada semana, y se aprovechó, por parte de la Federación de Asociaciones Católicas de Padres de Valencia, para reiterarle su petición de una reunión. El presidente se mostró amable y receptivo.

La actual sintonía entre las principales organizaciones empresariales de la Comunitat también quedó patente en la velada. Para muestra, un botón. O una corbata en este caso, como la que lució Salvador Navarro, presidente de la patronal autonómica CEV, estampada con las siglas de la Asociación Valenciana de Empresarios (AVE) y habitual entre los socios de la entidad que preside el naviero Vicente Boluda.

Mientras que Francisco Fenollosa, presidente de honor del Levante UD, repartía como viene siendo habitual en él alegría y satisfacción entre los presentes, entre otras cosas porque la marcha deportiva del equipo que dirige Paco López va viento en popa, el presidente de la entidad granota, Quico Catalán, tuvo que abandonar pronto el evento por una cuestión familiar. Su padre, Pedro, atraviesa por un momento delicado de salud y los Catalán quieren darle todo el cariño que precisa para que supere el trance.

En el mundo de las togas, aparte de la polémica por el anuncio del futuro presidente del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), se habló en clave valenciana de las elecciones al Colegio de Abogados de Valencia (ICAV). De hecho, en la gala estuvo la candidata a decana y a vicedecana, Auxiliadora Borja y Ángela Coquillat, respectivamente. También se comentó las posibilidades de la candidatura de Héctor Paricio y la lista de Jorge Muñoz Roig, otro de los profesionales que no quiso perderse la cita en el Palau de Les Arts.

Por este mismo enclave se esperaba al recientemente elegido director artístico del centro de ópera, Jesús Iglesias Noriega. Sin embargo, el nuevo titular no pudo asistir ya que decidió acudir al concierto que el valenciano Gustavo Gimeno ofrecía en el Palau de la Música, por lo que no le dio tiempo a llegar.

Los corrillos políticos también dieron de que hablar. Al presidente de Vox en la provincia, José María Llanos, se le observó, entre canapé y canapé, departir amigablemente con el fundador de Alianza Popular en Valencia, Ignacio Gil Lázaro, que ha sido diputado y senador durante 33 años y que dejó el PP el pasado mes de mayo después de 38 años de militancia.

Por su parte, el secretario general de Som Valencians, Jaume Hurtado, ingeniero de profesión, estuvo charlando con Federico Bonet, el decano del Colegio de Caminos. Hurtado tiene redactado un proyecto para la construcción de un túnel ante el museo San Pío V sobre el que comenta que se han interesado desde el grupo socialista del Ayuntamiento de Valencia y quiere crear una amplia explanada entre el San Pío V y el IVAM.

La rectitud y el cumplimiento de las normas del teniente Óscar Arenas, uno de los premiados, está fuera de toda duda. El miembro de la Guardia Civil se cruzó con un mando de la Benemérita en el Palau de les Arts, se cuadró y le informó que estaba todo en orden y sin novedad. En efecto, la gala resultó perfecto gracias en parte a su presencia.

Acostumbrados a las alturas, los representantes del Valencia Basket se situaron en la última fila del auditorio, donde la vista panorámica de la sala es espectacular. Desde allí el director general del club, Paco Raga, y el director de comunicación, Jesús Villarreal, departieron sobre la visibilidad de eventos desde tantos metros de altura.

La actuación del cómico David Amor no sólo arrancó risas durante la gala sino que levantó pasiones entre los asistentes. Es más, cuando el humorista se marchaba, un nutrido grupo de personas le esperó para pedirle una fotografía. Amor respondió con su habitual simpatía.

La gala revolucionó las redes sociales. La etiqueta #PremiosValencianos2018 se convirtió en la noche del jueves en 'trending topic' en Twitter. Numerosos usuarios de la red se hicieron eco de la ceremonia con decenas de comentarios sobre los distinguidos, el homenaje a María José Grimaldo o anécdotas de la velada.

Y, como no podía de ser de otra forma, la estatuilla de los premios, 'Observatori', diseñada por el escultor valenciano Miquel Navarro, volvió a encandilar por su diseño.