Rafael Andarias: «No se puede juzgar el pasado con los códigos que conocemos actualmente»

El médico y autor de la novela 'Reina Victoria Hotel', residente en Xàbia, habla sobre su primera novela y relata cómo surgió en él la vena literaria y dramatúrgica |

K. CARRIÓXÀBIA.

Rafael Andarias nació en Alicante, pero cursó sus estudios de medicina en Valencia. Después fue destinado a Xàbia para ejercer como médico. Además de explorar el escritor que llevaba dentro con su primera novela, 'Reina Victoria Hotel', es un cinéfilo en toda regla, amante de la historia y director del Ajedrez Viviente que se representa en su localidad.

-Médico, escritor y amante del ajedrez, ¿quién es Rafael Andarias?

-Estudié en Valencia para ser médico, pero antes de eso empecé a estudiar latín y árabe. Sin embargo, fue en el servicio militar en Melilla cuando empieza mi trayectoria de escritor. Redactaba en la revista militar para conseguir la mayor cantidad de permisos posibles. A partir de ahí, en Alicante colaboré con 'Traka' y medios locales. Además fui crítico de arte de la revista 'Papers' de la Conselleria de Cultura. Pero fue cuando me mudé a Xàbia cuando quise escribir relatos con mayor entidad.

-¿Cómo nació 'Reina Victoria Hotel', su primera novela?

-Pues resulta que iba a ser un guion de cine. Es curioso, cuando estaba escribiendo fue la misma obra la que me pedía una novela. Ese fue el instante en el que la dejé aparcada durante años. No me sentía preparado para escribir a tales dimensiones. En 2014, me decidí a aprender la técnica de la novela. Fue en ese momento cuando me lancé a escribir lo que llevaba años dejando de lado.

-¿Por qué la documentación es un factor clave para esta obra?

-En primer lugar me documenté durante mucho tiempo con la ayuda de gente muy profesional y grandes historiadores. En especial Juan Martínez Leal, gran historiador y experto en la época de la Guerra Civil en Alicante. Se podría decir que ha sido mi faro en todo este trayecto. Estudiando y documentándome, llegué a la conclusión de que no se puede juzgar el pasado con los códigos que conocemos actualmente. Cuanto más te informas, más te das cuenta de que desconocemos gran parte de la historia. Ese fue el factor que me llevó a pensar que realmente no solo luchamos contra el olvido, sino también contra el desconocimiento.

-¿Qué estilo marca su novela?

- Aparte de ser una obra muy documentada, puedo describir las características de 'Reina Victoria Hotel' a través de dos lecturas: la primera es un lenguaje sencillo y muy claro, donde los diálogos tienen un peso muy importante en la trama. Esto lo baso en mi pasión por el cine y porque he escrito varios guiones que guardo cuidadosamente en un cajón. La segunda lectura, diría que se centra en la fusión de la ficción con los diálogos históricos. Sé de lectores a los que les interesaba más continuar leyendo por conocer la historia detrás de una conversación que el propio diálogo ficticio. Todo esto lo he deducido tras leer críticas y reseñas, porque es de esas cualidades literarias que, como escritor novel, no sabía ni que tenía.

-¿Qué tres obras son esenciales, según el novelista Rafael Andarias?

-Siempre es una difícil elección. Me voy a quedar con tres libros y tres películas. El primer libro diría que sería 'El hombre que amaba a los perros' de Leonardo Padura. En segundo lugar, 'La montaña mágica' de Thomas Mann. Y por último, uno de los libros más recientes que tuve el placer de leer, 'Mujeres de Roma' de Isabel Barceló Chico, de lo más curioso cuando encuentras figuras feministas en civilizaciones tan antiguas. Por otro lado; las tres películas las tengo claras, 'Casablanca', 'Apocalypse Now' y 'Johnny Guitar'. Con la primera tengo una relación especial, ya que cuando escribía una de las escenas de la novela donde los personajes se encuentran en la recepción del hotel, me recordó muchísimo al primer momento que aparece en pantalla el famoso Rick's Café. Una escena de lo más clásica.

-Y antes de llegar ahí, ¿cómo se convirtió en el director del Ajedrez Viviente de Xàbia?

-Empezó en 1996, siendo presidente del club de ajedrez de Xàbia. Había visto en alguna ocasión partidas, por ejemplo en el castillo de Santa Bárbara de Alicante. Propuse hacer uno para la ciudad, pero rompiendo el estilo clásico. Escribir una obra de teatro con dos bandos, de manera que el espectador veía más una obra teatral que una simple partida de ajedrez. Se convirtió en Fiesta de Interés Turístico Nacional. Asistieron varios famosos a las partidas, como el tenista David Ferrer o el ministro de Ciencia, Pedro Duque.

-'Harry Potter y la piedra filosofal' en el Ajedrez Viviente, ¿todo bien con J. K Rowling?

-En 2006, mis hijos eran pequeños. Les encantó la película y me leí el libro. Entonces decidí adaptar la obra. Llamé a la editorial Salamandra pidiendo permiso para adaptarla. Una semana más tarde, recibí un correo del agente de J.K. Rowling dando su consentimiento por escrito para hacerlo. Fue algo impresionante. Eso sí, la lista de normas era enorme.

Más