El origen histórico del tachado que figura en el título de la novela

El Reina Victoria fue un hotel alicantino que se demolió allá por los años sesenta y que se ubicaba en el paseo de la Explanada. El tachado de la palabra Reina que figura en el título se debe a que con la llegada de la República se eliminó por razones políticas. Existen imágenes con el tachado (en realidad, con un doble tachado), parecido a esas etiquetas con cordel que se colocan en los equipajes.