La Comunitat, una de las regiones de la UE más afectadas por el mosquito tigre

La Comunitat, una de las regiones de la UE más afectadas por el mosquito tigre

El Centro para la Detección de Enfermedades señala a la autonomía como uno de los focos de proliferación de este insecto

J. SANCHIS VALENCIA.

A principios de siglo era prácticamente un desconocido. Pero ahora el mosquito tigre está plenamente asentado en la Comunitat Valenciana y apenas ha pasado una década desde que fuera detectada su presencia en Torrevieja. Así lo reconoce el Centro Europeo para la Detección y Control de Enfermedades (ECDC por sus siglas en inglés). Esta agencia de la Unión Europea acaba de publicar un mapa de afección del insecto en el que señala a la autonomía como uno de las zonas donde se encuentra totalmente establecido.

El ECDC, que se dedica a la prevención de las enfermedades infecciosas en el ámbito de la Unión y tiene su sede en Suecia, identifica las zonas donde el aedes albopictus (nombre científico del mosquito tigre) se ha establecido. Se puede observar la rápida progresión de este insecto que se detectó por primera vez en Albania en 1979. Ahora se encuentra totalmente establecido en la costa mediterránea española y francesa, País Vasco, Islas Baleares, sur de Francia, la práctica totalidad de Italia y parte de Grecia y países balcánicos.

En la Comunitat Valenciana, y según datos de la Conselleria de Sanidad, se ha detectado su presencia hasta el mes de marzo en 307 municipios, el 57% del total.

Pero todas las previsiones apuntan a que su extensión continuará durante los próximos años. Milagros Fernández de Lezeta, directora general de la Asociación Nacional de Empresas de Sanidad Ambiental (Anecpla), señaló que «todos los expertos reconocen que en un mundo globalizado la localización en un punto de una plaga es un reto muy complicado». El mapa apunta que ya se ha detectado en el sur de Portugal, en varias regiones del centro de Francia, en Gran Bretaña, Holanda, Alemania, Suiza, Austria, Hungría, Bulgaria o Turquía, entre otros países. En España se ha localizado también en Sevilla y en las tres provincias aragonesas.

Al margen de que su picadura pueda ser más o menos molesta, su presencia se asocia a la propagación de enfermedades como el dengue o la chikunguña. Este insecto procede del sudeste asiático y en unas pocas décadas se ha extendido por África, América y Europa.

Es de fácil propagación, ya que puede viajar junto al hombre. Basta un poco de agua, unas pocas gotas, en el plato de una maceta o en la bandeja en la que bebe el perro y una temperatura superior a los 20º. De esta forma se puede introducir en un vehículo y ser transportado de un lado a otro. Es lo ocurrido con la AP-7, que se ha convertido en un eje propagador de este insecto por todo el Mediterráneo español. David Bravo, portavoz de Anecpla, destacó que en el 70% de los casos los focos se encuentran en instalaciones particulares por lo que los ciudadanos pueden tener una influencia directa en su control.

Las lluvias que se están produciendo en la Comunitat, por otro lado, propician la extensión del mosquito tigre, ya que el periodo de actividad de este insecto se produce entre los meses de abril y octubre.

Fotos

Vídeos