La gota fría deja inundaciones, granizo y miles de rayos en la Comunitat

Lluvia en la tarde del martes en Valencia./J. Monzó
Lluvia en la tarde del martes en Valencia. / J. Monzó

Las tormentas causan más de 5.000 descargas, dos incendios, retrasos en trenes y el cierrede los parques en una jornada que alternó sol con fuertes trombas

JUAN ANTONIO MARRAHÍ y EFEValencia

La gota fría trajo este martes inundaciones, fuertes tormentas, granizo y rachas de viento a la Comunitat. Fue una jornada muy irregular en cuanto a las lluvias e imprevisible, como corresponde al fenómeno atmosférico, con alternancia entre momentos soleados de cielo casi despejado y otros con auténticos diluvios como el registrado en Gátova, además de fuertes granizadas, especialmente en Alicante, y la caída de más de 5.000 rayos.

Los primeros efectos de la Depresión Aislada en Niveles Altos (DANA) se dejaron sentir de madrugada, con tormentas que salpicaron el sur de Castellón, el norte de Valencia y algunas zonas de Alicante, como la capital o San Juan. Según Emergencias, en estas primeras lluvias nocturnas no hubo que lamentar incidentes de gravedad.

Como indicaron desde la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), las precipitaciones «transitaron rápido, de sur a norte, y no se quedaron estáticas, por lo que gran parte de la lluvia cayó en poco más de media hora y las rachas de viento fueron de corta duración».

En Andilla fue donde más llovió en las primeras horas del día. Cayeron 50 litros durante las tormentas de la madrugada. Destacan también los registros de Pedralba (47), Llíria (42) o Bugarra (casi 40). Mientras, en Onda fueron 47 litros y en Castellón, 46. Menos lluvia durante la noche en las capitales: 15 litros en Castellón, casi 7 en Alicante y 4,3 en Valencia.

La mayor intensidad de precipitación se vivió a primera hora de la madrugada, en el norte y sur de Castellón, con un sistema tormentoso que penetró por el interior de Valencia y se reactivó en las comarcas de Los Serranos y Camp de Turia. Después se desplazó hacia el norte y barrió Castellón. Hubo fuertes rachas de viento, aunque de corta duración. Destacan los 70 kilómetros por hora con los que el aire recorría Llíria o los 65 en el aeropuerto de Manises. Las condiciones meteorológicas ocasionaron retrasos en trenes entre Castellón de la Plana y Tortosa, pero fue un problema puntual que a las 8.43 horas ya estaba resuelto. Además, y como medida preventiva, el Ayuntamiento de Valencia decidió cerrar los parques al público.

La de este martes fue una jornada con muchos rayos. Según fuentes de AEMET, sólo entre el lunes por la tarde y la madrugada de ayer 4.700 descargas impactaron dentro del territorio de la Comunitat, sin contar las zonas marítimas. La mayoría, algo más de 3.000, cayeron en Castellón. Y tras una noche tormentosa en la Comunitat, las lluvias se desplazaron a Baleares y volvió a brillar el sol, lo que llevó a más de uno en Valencia a poner en duda las previsiones.

Pero la esquiva gota fría reapareció a partir de las dos de la tarde, con aguaceros y granizo en Alicante, Valencia y Castellón. En Monforte del Cid, un coche patinó por la lluvia, se salió de la carretera y los bomberos rescataron al conductor y único ocupante.

A mitad tarde, el centro de la DANA se situó en Castellón y dejó fuertes lluvias e inundaciones. En esta ocasión, el frente tormentoso se desplazó de norte a sur. Los bomberos de la provincia intervinieron tras quedar anegado el bajo del salón de actos del centro de salud de Segorbe. Además, rescataron a varias personas atrapadas en sus coches en la carretera de Vila-real a Onda y en el Polígono Colador de este último municipio. En Onda hubo rachas de más de 100 km/h. Además, los rayos causaron dos incendios forestales, uno en Sot de Chera y otro en Ademuz, pero fueron extinguidos con rapidez y afectaron a menos de una hectárea.

Aguaceros en la Calderona

El aeropuerto de Manises fue escenario de un chubasco fuerte de lluvia y viento racheado. Las tormentas de la tarde tuvieron, puntualmente, intensidad muy fuerte, con acumulados superiores a los 30 litros por metro cuadrado en una hora. En Altura cayeron casi 100 litros y la lluvia fue torrencial

Especialmente potente fue el aguacero que registró la zona de la Sierra de la Calderona, entre Segorbe y Gátova. Allí las precipitaciones fueron intensas y la tormenta descargó con fuerza durante más de una hora. Se midieron 30 litros por metro cuadrado en sólo 30 minutos. A medida que las tormentas se acercaron a la capital, perdieron fuerza y en Valencia llovió débilmente.

¿Dónde hay alerta naranja y dónde amarilla?

Los últimos datos de AEMET mantienen el nivel de alerta amarillo en toda la Comunitat excepto en el litoral sur de Alicante, donde se ha activado la alerta naranja.

Consulta la previsión del tiempo en tu localidad.

Incidencias por la DANA

205 llamadas de ciudadanos

Las condiciones meteorológicas han ocasionado retrasos en algunos de los trenes que circulan entre Castellón de la Plana y Tortosa, sin embargo se trata de un problema puntual y que a las 8.43 horas ya estaba resuelto, según fuentes del Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (ADIF).

Emergencias ha recibido 205 llamadas de ciudadanos durante el episodio de lluvias a través del teléfono 112. El motivo fueron 139 incidentes, aunque ninguno de gravedad, como indicaron fuentes del departamento autonómico.

El mar agitado podría hoy acompañar la llegada de la DANA a la Comunitat. El fuerte oleaje iniciado durante la tarde de ayer irá marchándose hacia el sur paulatinamente, aunque el mar continuará agitado hasta la noche del miércoles y con una previsión de olas que podrían alcanzar los dos metros.

Vientos fuertes y parques cerrados

Al paso de las tormentas se han registrado algunas rachas fuertes de viento aunque de corta duración, como los 68 kilómetros por hora en Lliria, 65 en el aeropuerto de Manises, 63 en Bétera, 60 en Utiel, 56 en Chelva y 53 en Jalance, en la provincia de Valencia, mientras que en Torreblanca (Castellón) ha habido 57 kM/h.

Con motivo de la previsión meteorológica y mientras se mantenga la posibilidad de lluvias y vientos fuertes, el Ayuntamiento de Valencia ha decidido mantener cerrados los parques de la ciudad.