Los centros de salud todavía esperan medidas para la saturación de pacientes

Entrada principal de un centro de salud en Valencia. / Irene marsilla
Entrada principal de un centro de salud en Valencia. / Irene marsilla

Sanidad debe impulsar las consultas telefónicas, mejorar la comunicación entre médicos de familia y especialistas y ampliar las plantillas de Primaria

D. GUINDOVALENCIA.

El pasado 7 de mayo, el Boletín Oficial del Estado publicaba el denominado Marco Estratégico para la Atención Primaria y Comunitaria; un documento consensuado con la mayor parte de las autonomías que recoge un centenar de medidas encaminadas a mejorar la atención que se presta en los centros de salud y atajar la creciente saturación que presentan, y que se traduce en esperas y demoras para los pacientes. Parte de estas actuaciones fueron consensuadas meses antes entre la Conselleria de Sanidad y las sociedades científicas, pero todavía hoy no se han extendido a todos los ambulatorios valencianos.

A corto plazo, según explica el presidente de la Sociedad Valenciana de Medicina Familiar y Comunitaria, Aurelio Duque, las medidas se deben centrar en tres aspectos: mejorar la comunicación entre los médicos de familia y los especialistas, ampliar las competencias y funciones del personal de enfermería e impulsar las consultas virtuales, bien a través del teléfono o de otros soportes como el correo electrónico. Todo ello debe coincidir también con la incorporación de los refuerzos pendientes hasta alcanzar los 307 nuevos profesionales comprometidos por el departamento que dirige Ana Barceló. Para que la conselleria cumpla el plan trasladado a los facultativos, estas medidas deberían extenderse a todos los ambulatorios valencianos antes de que acabe el año.

Para Duque, la generalización de estas medidas -que ya se desarrollan, en parte, en algunos departamentos como el Clínico, el Peset, Villarreal, o el Hospital General de Alicante- debe ser prioritario antes de que acabe el año. Por un lado, detalla, es necesario mejorar la comunicación entre los facultativos de Primaria y Especializada, lo que evitaría derivaciones innecesarias y esperas de los pacientes para obtener el resultado de una determinada prueba. También aumentar las funciones del personal de enfermería (por ejemplo, con talleres de deshabituación al tabaco, de autoayuda o con visitas a las residencias de mayores) y, especialmente, impulsar las denominadas consultas virtuales, en las que el paciente no tiene que estar físicamente en la consulta. Obviamente, esta posibilidad podría darse en los casos en los que el médico no necesita ver físicamente al paciente, por ejemplo para proporcionarle los resultados de una determinada prueba, o atender dudas sobre un tratamiento concreto. Pueden ser telefónicas, por email o hasta usando soportes como WhatsApp. Al respecto, el pasado mes de marzo, la Conselleria de Sanidad ya anunció que las consultas telefónicas iban a ser una función que estaría lista en unas semanas en la nueva versión de la app que ultima el departamento para que personal facultativo y de enfermería de los centros de salud pueda atender consultas telefónicas. Eso sí, siempre que el motivo de la consulta se pueda hacer vía telefónica y no sea preciso acudir al centro, matizaron desde Sanidad. Sin embargo, esta medida no acaba de convencer a las fuerzas sindicales. Desde la delegación valenciana el Sindicato Médico CESM-CV indicaron no tener constancia de que esta medida se haya implantado ya en ningún departamento, únicamente «que se está trabajando en ello, pero no hay previsión alguna». Además, apuntaron que el Consejo General Médico de España la desaconseja. En CSIF y el sindicato de Enfermería Satse tampoco les consta su aplicación «ni se ha tratado en mesa a pesar de que afecta a las condiciones laborales del personal». Por otra parte, detallaron, «con el elevado porcentaje de interinidad y la falta de sustituciones, resulta complicado que en muchos casos los facultativos puedan conocer tan bien a los pacientes de su cupo para atenderles por teléfono. Además, esto último tendría que ser para cuestiones muy puntuales para poder garantizar que prestan un buen servicio», concretaron desde CSIF.