Rocío Gil reivindica en la Crida el papel de la mujer y los valores solidarios en la fiesta

El alcalde de Valencia, Joan Ribó, entrega las llaves de la ciudad a Rocío Gil y Daniela Gómez, ante la atenta mirada del presidente de la Generalitat, Ximo Puig./Jesús Signes
El alcalde de Valencia, Joan Ribó, entrega las llaves de la ciudad a Rocío Gil y Daniela Gómez, ante la atenta mirada del presidente de la Generalitat, Ximo Puig. / Jesús Signes

El acto empezó con media hora de retraso al llegar tarde los bomberos que debían supervisar la pirotecnia por estar en un incendio en Peris y Valero

Lola Soriano
LOLA SORIANO

La Crida celebrada anoche a los pies de las Torres de Serranos tuvo un reconocimiento especial al trabajo que realizan las mujeres en las directivas y en el día a día de las comisiones. La fallera mayor de Valencia, Rocío Gil Uncio, realizó un discurso en clave femenina y quiso destacar la importancia de las mujeres.

La máxima representante de las fiestas dijo que como tenía «el privilegio de ser vuestra fallera mayor, me gustaría que lucháramos todos juntos por un mundo donde seamos socialmente iguales, humanamente diferentes y totalmente libres, porque en nuestra fiesta la mujer tiene un papel clave y fundamental». Fue un momento emocionante para muchos de los presentes y el público mostró su agradecimiento con cálidos aplausos.

Precisamente el reconocimiento hecho público ayer por Rocío Gil en la Crida se produce semanas después de que la concejalía de Igualdad propusiera hace menos de un mes, haciéndose eco del Consell de les Dones, realizar un estudio para ver cómo se representa la mujer en los ninots de falla y qué papel tiene en las comisiones.

Rocío Gil dejó claro anoche que el papel de la mujer es clave y, de hecho, en comisiones como la suya, en La Merced, son dos las presidentas, su tía Amparo Gil y Carmen Gimeno, las que comparten la responsabilidad con dos presidentes más, Eduardo Sánchez y Chimo Díaz.

Acto seguido la fallera mayor de Valencia quiso reconocer el trabajo de todos los artesanos que hacen posible la fiesta que organizar con su esfuerzo todos los falleros de las comisiones. Comenzó ensalzando a los artistas falleros «que trabajan durante todo el año a la sombra. Esos artistas falleros que pueden plantar sus obras de arte».

El siguiente homenaje fue para los músicos «que nos hacen desbordar de alegría con sus notas musicales». Y luego llegó el turno a los pirotécnicos «que desplegan toda la pólvora con tal de que puedan disfrutar del sonido de los masclets». Tampoco se olvidó de los apasionados indumentaristas «que sacan horas de donde no hay para que podamos lucir nuestra rica indumentaria valenciana».

Rocío, como gran devota de la Virgen de los Desamparados, también cito a la ‘Mare de tots els valencians’ en su discurso. Apuntó que era hora de «contagiar a los que vienen de fuera la devoción por nuestra Mare de Déu, la meua mareta, que nos ilumina y nos guía hacia una convivencia fallera donde prevalece la igualdad y la tolerancia».

Crida 2018

Otro de los símbolos identitarios que destacó la fallera mayor de Valencia desde lo alto de las torres de Serranos es la lengua. Afirmó que Valencia es un pueblo que «defiende su historia y sus tradiciones. Que se siente orgulloso de su identidad y de su rica lengua valenciana». Y hizo un guiño a las comisiones de los pueblos al decir que se trata de una lengua valenciana «que compartimos con todos los falleros y falleras de nuestra Comunitat Valenciana, gracias a las juntas locales que trabajan con nosotros, codo con codo, para hacer más grande e internacionales las Fallas».

Para cerrar el discurso, la fallera mayor de Valencia envió un mensaje de agradecimiento a todos los cuerpos y fuerzas de seguridad «que un año más nos permitirán disfrutar de la mejor fiesta del mundo en paz y armonía». Precisamente este agradecimiento coincidió ayer con un complicado operativo de los Bomberos, ya que estuvieron toda la tarde tratando de sofocar un incendio complicado en la avenida Peris y Valero de Valencia.

Retraso en el horario

Esta actuación hizo que la presencia de los efectivos previstos para el acto fallero se retrasara y la Crida acabó comenzando entre veinte y treinta minutos más tarde de lo previsto. El público, que no entendía por qué no empezaba la Crida a las 20 horas, comenzó a silbar y el disjockey que estaba amenizando la espera desde antes de las 19 horas tuvo que ampliar el repertorio de las canciones para poder llenar el tiempo de espera.

Durante el tiempo de espera el grupo municipal de Ciudadanos ya emitió un comunicado manifestando el malestar por el retraso. Su portavoz, Fernando Giner, indicó que les parecía «inaudito un retraso de más de 15 minutos en un acto que tiene miles de seguidores. Vamos a pedir explicaciones a Cultura Festiva. Queremos ver el expediente que Pere Fuset envió a los bomberos y a la concejalía de Protección Ciudadana para que nos expliquen por qué los bomberos no hicieron la inspección previa a lo largo de la tarde, para no entorpecer el principio del acto. Es extraño que realicen una inspección a media hora del inicio del acto cuando las grúas estaban instaladas desde media tarde».

Y es que este año, además de dispararse el castillo que cierra el acto de la Crida y que era obra de Pirotecnia Valenciana, se incluyó como parte del espectáculo, pequeños disparos de pólvora durante los espectáculos con proyecciones en las torres de Serranos.

Se trataba de un material de Peñarroja contratado para el espectáculo, con una carga de 28 kilos, que se lanzó desde gran altura con dos grúas. Según fuentes municipales, este año por cuestiones de patrimonio no se permitía lanzar pólvora desde las propias torres de Serranos y se optó por estos lanzamientos desde las grúas, pero necesitaban de la inspección y el visto bueno de los bomberos tras el montaje.

La concejal de Protección Ciudadana, Anaïs Menguzzato, quiso dejar claro anoche que el retraso del inicio de la Crida se debió a que los operativos de bomberos estaban centrados en una emergencia, en el incendio de una finca en Peris y Valero. «Era un incendio grave y complicado y los bomberos han estado durante horas», dijo Menguzzato.

La concejal añadió que, una vez se estabilizó y controló este incendio, los bomberos se desplazaron hacia la Crida, pero también coincidió con la salida del público del campo del Valencia. «Cuando los oficiales han podido liberar el servicio del incendio, han acudido de inmediato a la Crida. Se ha hecho todo en pro de la seguridad», añadió.

Desde el grupo popular también indicaron ayer que preguntarán los motivos del retraso del inicio del acto y si el lanzamiento de la pirotecnia desde unas grúas en la parte posterior de las torres de Serranos tenía garantizada toda la seguridad.

Además, aseguraron que «es inconcebible que la Crida empezara tan tarde» y añadieron que también influyó en el retraso «el interés que tenía el concejal y el alcalde en hacer directos con las televisiones por cuestión de márketing político».

Discurso con canción

Otra de las protagonistas de la tarde fue Daniela Gómez, fallera mayor infantil de Valencia, que concluyó su discurso con una canción. No dudó en entonar con la dulzura que le caracteriza el tradicional ‘cant de l’estoreta velleta pa la falla de Sant Josep, del tio Pep. Més que siga la tapadora del comú número u’. Y es que Daniela es una gran seguidora de este concurso tan entrañable y es una gran oradora en los actos de declamación. Días antes aseguró a LAS PROVINCIAS que había ensayado el discurso con su tío Felipe de los Ángeles, también un gran amante del teatro y es que en la falla Santa María Micaela hay una gran cantera de artistas, entre ellas Daniela.

El parlamento de la fallera mayor infantil tuvo otro momento clave cuando aseguró que los actos falleros «lucirán de barrio en barrio por toda la ciudad». Daniela estuvo muy acertada porque las comisiones llevan tiempo reclamando protagonismo para que el público no sólo visite las fallas del centro.

Y cerró su discurso diciendo que «ser fallero es la mejor extraescolar porque las fallas son teatro, bailes regionales, declamación, playbacks, presentaciones y cabalgatas».

El alcalde de Valencia, Joan Ribó, antes de entregarles las llaves aseguró que las Fallas son «una fiesta abierta, diversa, plural e inclusiva».

Tanto Rocío como Daniela invitaron a las comisiones a que abran los casales para acoger a la gente que viene de fuera o a los niños del vecindario.

El espectáculo con proyecciones sobre las torres fue muy acertado y dinámico, con homenajes a dolçainers, a la rica seda valenciana y se emitió una imagen de Rocío y Daniela con la elección de sus espolines y con los trajes ya hechos para luego lanzar un beso al aire a los presentes. Los fuegos artificiales se lanzaron en la parte final del himno regional y dejaron escuchar por segundo año el himno de España, eso sí faltó proyectar una imagen de la bandera de España con este último.

Revive la Crida

Así ha sido la Crida

Más noticias de las Fallas 2018

Más noticias de las Fallas 2018

Fotos

Vídeos