Un incendio en la Ciudad de la Justicia obliga a cerrarla y suspender los juicios

El humo inundó la Ciudad de la Justicia. / manuel molines

El fuego, de origen eléctrico, motivó la evacuación de medio centenar de trabajadores tras causar daños en cuatro juzgados

J. A. MARRAHÍ VALENCIA.

Una densa humareda se adueñó ayer de la Ciudad de la Justicia. El origen fue un incendio, posiblemente eléctrico y de naturaleza accidental, que obligó a desalojar preventivamente el principal edificio judicial de Valencia. Las llamas y el humo han destruido o afectado instalaciones, sistemas y aparatos electrónicos y, casi con toda probabilidad, documentación judicial. Cuatro juzgados han sufrido serios daños y el TSJCV ha decidido suspender hoy la actividad en toda la sede, a excepción de la guardia.

Más información

La Conselleria de Justicia no pudo aclarar ayer si el sistema de detección de incendios del edificio se activó. «Eso se está mirando», explicaron fuentes del departamento autonómico. Algunas autoridades barajaron la posibilidad de que hubiera un cierto retraso en su funcionamiento. Según bomberos, fue un testigo el que vio el humo desde la calle y avisó al 112 a las 12.05 horas. Desde Justicia señalaron que la primera detección interna del fuego fue gracias a los guardias civiles que vigilan el edificio en la planta baja, justo debajo de donde se hallaba el incendio, sin aclarar la hora en que lo hicieron.

Tanto vigilantes como guardias intentaron enfrentarse al incendio con sus propios medios, pero en ese momento el humo ya manaba a raudales y hacía urgente la intervención de bomberos. Una decena de vehículos del servicio municipal se desplazaron al lugar, junto a efectivos policiales. El foco se situaba en el ala derecha, en la segunda planta, en un punto próximo a las escaleras donde se encuentran juzgados de Primera Instancia. El Tribunal Superior de Justicia (TSJCV) concretó que las dependencias afectadas por el fuego son las de los juzgados 3 y 4 de este departamento judicial. El humo también dañó las instalaciones de Primera Instancia 1 y 2 y se abrió paso hasta la tercera planta. A causa del calor, hubo rotura de cristales, desprendimientos del techo y otros desperfectos.

Por precaución se acordó el desalojo preventivo del edificio durante cerca de una hora, lo que obligó a suspender comparecencias de detenidos. Salieron a la calle jueces y funcionarios de tres juzgados de guardia, fiscales y forenses. No se desalojaron los calabozos, pero sí quedaron inutilizados por la tarde al extenderse el humo.

En la calle, la preocupación cundía entre la presidenta del Tribunal Superior de Justicia, Pilar de la Oliva, el decano de los jueces, Pedro Viguer, y la gerente de la Ciudad de la Justicia. Esta última descartó la intencionalidad y apuntó a un origen accidental, probablemente por un cortocircuito. También acudieron la concejala de Seguridad Ciudadana, Anaïs Menguzzato, y la consellera de Justicia, Gabriela Bravo.

«El olor a plástico quemado era terrible», declaró un funcionario. Por eso los bomberos ordenaron ventilar al máximo las instalaciones, labor que continuará hoy. EL TSJCV declaró «inhábil» la jornada de hoy, lo que significa que la Ciudad de la Justicia estará cerrada al público, se suspenderán los juicios señalados y sólo habrá actividad en los juzgados de guardia.

Más

Fotos

Vídeos