https://static.lasprovincias.es/www/menu/img/valenciacf-desktop.jpg

Kangin Lee, el chico de oro del Valencia CF

Kangin Lee, rodeado de rivales en su debut en el primer equipo del Valencia contra el Laussane. / lázaro de la peña/vcf
Kangin Lee, rodeado de rivales en su debut en el primer equipo del Valencia contra el Laussane. / lázaro de la peña/vcf

El club espera que sea un filón para la llegada de patrocinadores asiáticos

HÉCTOR ESTEBAN CRANS-MONTANA.

El exdirector de marketing del Valencia Peter Draper, el día que presentó su fracasada pirámide de patrocinios, apuntó un dato que cada vez toma más cuerpo: el Valencia necesita un futbolista asiático que sea una estrella mediática y que sea un filón en la venta de camisetas. Lo más cerca que estuvo el club de esa pretensión fue el rumor de la llegada del japonés Kagawa. La realidad es que no hace falta trillar el mercado porque la solución está en casa y tiene nombre y apellidos: Kangin Lee. Tan sólo falta tener paciencia.

En Asia los aficionados son más de jugadores que de equipos. Tener a una estrella garantiza muchos millones de euros y contratos. El Valencia ha hecho lo imposible para retener a Kangin Lee, que aterrizó en Crans-Montana un día después que la expedición y una vez su contrato de renovación se rubricó. El fútbol moderno tiene estas cosas. Los agentes y los futbolistas ya tienen el poder de echar pulsos a la entidad y el Valencia no está para perder a Kangin Lee, ni por sus condiciones deportivas ni por su potencial económico.

El mediapunta, que tiene 17 años, estará en el Valencia como mínimo hasta junio de 2022 y su cláusula de rescisión es de 80 millones de euros, una tarifa que se ha convertido en una rutina para el club de Mestalla. Por contrato, tiene que entrenar con el primer equipo esta temporada aunque jugará con el filial que dirige Miguel Grau. A partir del año que viene, será un futbolista de la primera plantilla a todos los efectos. Cubre las etapas de manera acelerada aunque esas son las condiciones del fútbol moderno.

Kangin Lee es la perla de Corea del Sur, donde se vive una auténtica fiebre por el fútbol La estrategia de la Liga está orientada hacia el mercado asiático y las posibilidades del mismo

El Manchester United, el club espejo para el máximo accionista del Valencia, ha tenido a jugadores asiáticos de máximo nivel en sus filas. Futbolistas que sin duda le han dado una proyección económica en Asia, donde esta el dinero en el fútbol. El surcoreano Park Ji Sun participó en más de un centenar de encuentros con la camiseta de los de Old Trafford. El asiático dio un gran rendimiento deportivo y económico. Después llegó el japonés Kagawa, referente de la selección japonesa. El Tottenham, otro de los equipos en alza en la premier, cuenta con Son, el capitán de Corea y actual estrella de la selección.

Ahora mismo Kangin Lee es la perla surcoreana. Un futbolista que es convocado par selecciones inferiores por encima de su edad y maravilló recientemente en el torneo de Toulon. En Corea del Sur se vive una fiebre por el fútbol. La selección nacional encadena nueve mundiales consecutivos y su última gran proeza fue la de derrotar a Alemania en el Mundial del Rusia.

El fútbol mira a Asia, al dinero. Es la estrategia de la Liga, que no para de cerrar acuerdos comerciales para dar un impulso a la competición. Los horarios de la competición, el calendario asimétrico y los derechos de televisión tienen una gran razón de ser: el dinero asiático. La explosión de Kangin Lee en el Valencia podría traer un gran número de patrocinadores cargados de millones de euros. De hecho, ya hay equipos españoles que tienen contratos millonarios con empresas de Corea del Sur. La firma de neumáticos Hankook tiene un acuerdo multimillonario con el Real Madrid. Además, es patrocinador oficial de la Europa League y del Borussia Dortmund.

Hyundai, otra marca surcoreana, acaba de cerrar un acuerdo con el Atlético de Madrid para lucir su marca en la manga izquierda de su camiseta. El acuerdo está cerrado hasta 2021 y se estima que por cada una de las tres temporada el club madrileño reciba unos tres millones de euros. Plus 500, que es el patrocinador principal del equipo colchonero, aportará unos 15 millones de euros esta temporada.

11 millones por temporada

En el Valencia, el global por ingresos de patrocinio ronda los 11 millones de euros por temporada, una cifra que está muy alejada de lo que realmente se ingresa en aquellos equipos de nivel Champions League. De momento, hay que ser pacientes con Kangin Lee. El chico, que el martes parecía un niño rodeado de hombretones a los pies de los Alpes, brilló en los algo más de veinte minutos que disputó con el Valencia. Kangin Lee, el recién llegado, se limitó a decir: «Estoy muy contento». Suficiente para que todo siga su curso.

Fotos

Vídeos