https://static.lasprovincias.es/www/menu/img/valenciacf-desktop.jpg

La cantera de Marcelino

La cantera de Marcelino

El asturiano da más minutos a sus debutantes que todos sus predecesores juntos

MANUEL MORERAVALENCIA.

«El Valencia debe defender su filosofía de formar a los jóvenes y hacerlos competir al más alto nivel. Son uno de los pilares del club», señaló el presidente, Anil Murthy, sobre los motivos que llevaron a Meriton a despedir a Marcelino. Aunque las desavenencias entre propiedad y cuerpo técnico fueron explicadas por algunos como un enfrentamiento en la política de fichajes o, según el asturiano, por haber decidido luchar por la Copa del Rey en contra de la decisión de Lim. El presidente del Valencia señaló la necesidad de apostar por la cantera como el principal motivo para destituir a Marcelino. Los datos desde que aterrizaron le quitan la razón.

Marcelino es, si contamos a Uros Racic, el entrenador que más canteranos ha hecho debutar en el primer equipo desde que Peter Lim comprara el Valencia. Únicamente Nuno es capaz de igualar los cinco jugadores a los que el asturiano dio la primera oportunidad. Además, aquellos que se estrenan con el técnico de Villaviciosa gozan de más minutos que los futbolistas que obtuvieron la alternativa con los otros entrenadores. 3425 minutos tuvieron sobre el césped los canteranos debutantes con Marcelino, mientras que los otros cinco técnicos que lo precedieron solo permitieron a sus pupilos 2600 minutos en todas las competiciones.

La apuesta por la cantera no se observa únicamente en los minutos, sino también en qué ha sido de los futbolistas que se estrenaron en la élite con el Valencia. De todos los futbolistas que hicieron debutar Nuno, Neville, Ayestarán, Prandelli y Voro, solo Soler y Jaume Doménech continúan en la plantilla. Además, del resto únicamente Robert Ibáñez y Nacho Vidal permanecen en La Liga. Este último debutó con el asturiano. El caso más claro de técnico que hizo debutar con el primer equipo a canteranos pero sin ningún tipo de recorrido es el británico. Con Neville participaron cuatro nuevos jóvenes, la mayoría en partidos intrascendentes de Copa del Rey, y únicamente Lato permanece en la primera división de una liga mayor, en este caso la holandesa. Los otros tres, Fran Villalba, Iban Salvador y Diallo, juegan en la segunda división inglesa, la liga belga y la tercera categoría del fútbol español. De ellos, solo el valenciano parece contar con posibilidades de regresar a Mestalla o, al menos, llegar a la élite del fútbol.

Dentro del reparto de minutos, de los cuatro futbolistas que contaron con más oportunidades con sus descubridores desde que Meriton llegó a Valencia, tres debutaron con Marcelino (Ferran Torres, Kang In Lee y Nacho Vidal). El de Foios, uno de los más jóvenes en estrenarse con la camiseta blanquinegra y el primero nacido en el 2000, acumuló 2.205 minutos a las órdenes del asturiano y se convirtió en el futbolista más joven en alcanzar los 50 partidos con los de Mestalla. Por su parte, el extremo asiático, con 505 minutos, es el cuarto futbolista al que el entrenador que lo hizo debutar le dio más oportunidades y se convirtió, de la mano del ya exentrenador, en el primer futbolista nacido en el siglo XXI y en el extranjero más joven de la historia en participar con los de Mestalla.

La labor de formación de Marcelino no se ha limitado a dar la alternativa a futbolistas. Prandelli, por ejemplo, fue el primero en apostar por Carlos Soler en un partido oficial, sin embargo su presencia fue testimonial. Únicamente unos minutos en Liga contra la Real Sociedad y un partido en Copa frente el Leganés con la eliminatoria ya sentenciada. Fue Voro el primero que le dio los galones de titular y, aunque comenzó actuando en un trivote, ya jugó en banda durante su primera temporada con el primer equipo. Fue con el asturiano cuando Carlos Soler se consolidó como un futbolista clave en la primera plantilla y siguió apostando por él en banda, posición que desde entonces también ocupa en las inferiores de España; y Gayà fue capaz de recuperar su mejor nivel y crecer en tareas defensivas. En este aspecto, el trabajo de Marcelino solo es comparable al de Nuno, que afianzó al de Pedreguer en la élite del fútbol y apostó por Alcácer, que con el técnico luso logró sus mejores cifras goleadoras como delantero del Valencia.

Con el entrenador asturiano en el banquillo de Mestalla dos canteranos debutaron con sus respectivas selecciones absolutas: José Luis Gayà y Kang In se estrenaron con España y Corea, además, Soler ya fue incluido en la prelista. Durante los tres años previos a la llegada de Marcelino, solo Alcácer logró debutar en un combinado que lucha por grandes objetivos (Iban Salvador fue un habitual con Guinea Ecuatorial). La importancia en la rotación del equipo también es un valor añadido en la apuesta por la cantera de Marcelino. En la final de Copa del Rey tres canteranos valencianistas partieron como titulares: Jaume Doménech, Soler y Gayà. Además, Ferran y Lato permanecían en el banquillo. Una presencia tan nombrosa de gente de la cantera no se veía desde finales de 2015, cuando Voro tuvo que coger al equipo momentáneamente y se presentó con un equipo en cuadro contra el Barça en Liga. En ese partido Alcácer, Jaume y Gayà partieron de titulares con Ibrahim Diallo, Fran Villalba y Carles y Nacho Gil en el banquillo.