https://static.lasprovincias.es/www/menu/img/valenciacf-desktop.jpg

Todos los caminos conducen al Valencia a la Champions

Francis Coquelin celebra efusivamente su tanto ante el Málaga en la última jornada de Liga. / AFP PHOTO/JORGE GUERRERO
Francis Coquelin celebra efusivamente su tanto ante el Málaga en la última jornada de Liga. / AFP PHOTO/JORGE GUERRERO

El equipo acabó entre los cuatro primeros de la Liga en la gran mayoría de las ocasiones en las que llegó tan bien situado a la jornada 24

T. CALERO VALENCIA.

Dos triunfos consecutivos, y probablemente inmerecidos, contra Levante y Málaga le han servido al Valencia para poner en orden su situación en la Liga. Rubén Uría, segundo de Marcelino, ilustró el botín de los blanquinegros, los 46 puntos que le permiten ocupar la tercera plaza, con una imagen de Valentino Rossi, el '46' por antonomasia del deporte mundial. También sacó pecho el propio Marcelino: «Ponerle peros a este equipo es caer en la falta de humildad». Y ese bagaje y un calendario algo más despejado del que ocupa a rivales directos como Villarreal y Sevilla propician que el objetivo único del Valencia sea el de quedar entre los cuatro primeros. Ser de Champions en la 2018-2019 como clave para reconducir el proyecto a nivel deportivo y económico, después de dos temporadas impropias del Valencia y que han llevado al club a ver cómo los ingresos descendían por debajo de los cien millones de euros.

La historia avala la consecución del ansiado objetivo para Marcelino y sus futbolistas. Estar entre los cuatro mejores de la Liga a estas alturas (jornada 24) garantiza en la mayoría de los casos acabar el curso en esas posiciones. Así ocurrió en la trayectoria del Valencia en 28 de 34 veces. Sólo en seis ocasiones se descabalgó el conjunto blanquinegro de los cuatro primeros estando tan bien situado en la jornada 24.

La última vez que el Valencia se metió en Champions fue en la 2014-2015, con Nuno en el banquillo. A estas alturas sumaba 50 puntos y tenía cinco de margen con el Sevilla, pero fueron apretando los hispalenses y el Valencia consumaría su plaza Champions en la última jornada, con una sufrida victoria en casa del Almería. Al final, el Valencia cerró la Liga con 77 puntos (récord histórico) y el Sevilla acumuló 76. Esa temporada de Nuno, el primer proyecto de Peter Lim por Mestalla, es un ejemplo perfecto para ilustrar la presente campaña porque tampoco en ese momento tuvo el Valencia distracciones entre semana al no jugar competición europea.

Hay que remontarse a la 2002-2003 para romper la prometedora estadística: el Valencia era tercero en la jornada 24 y terminó quinto, fuera de las posiciones que permitían luchar por la Champions. Tampoco en la 2000-2001 pudieron Cúper y los jugadores mantener la tercera plaza y el gol de Rivaldo en la jornada 38 dejó al Valencia sin sitio entre los cuatro mejores. Algo similar ocurrió en la 79-80, la 76-77 y la 54-55. Son los únicos casos en los que el club de Mestalla no supo mantenerse en esa zona de privilegio durante la recta final de la competición. Los números avalan a un Valencia que si bien hoy puede perder la tercera plaza (juega el Madrid ante el Leganés), lleva seis puntos de ventaja sobre el Sevilla, que es quinto.

Fotos

Vídeos