Así es el refugio de los sin hogar para cobijarse de la gota fría

Equipo de voluntarios del albergue. /Cruz Roja
Equipo de voluntarios del albergue. / Cruz Roja

Catorce personas pernoctaron anoche en un albergue del Ayuntamiento de Valencia y gestionado por Cruz Roja

ANA CORTÉSValencia

Junto a la Avenida del Cid se ubica un punto fundamental para proteger a pequeños grupos de personas sin hogar que no tengan donde cubrirse en estos días de riesgo extremo por fuertes lluvias en Valencia. Los voluntarios de Cruz Roja cuentan visiblemente emocionados sus labores con este colectivo. La noche del jueves, catorce personas, once hombres y tres mujeres, llegaron al albergue municipal y recibieron llenos de agradecimiento una cena y duchas calientes. Dos hileras con 25 camas ocupan el centro de una gran sala blanca con gran iluminación. A su lado, la cocina y los baños completan la moderna instalación.

José Luís Alonso, que ya participó como voluntario en el despliegue ante la llegada del Aquarius, trabajó desde la tarde del jueves y la mañana del viernes para acomodar al grupo en estas instalaciones, con capacidad para que 25 personas pasen la noche. También se encargó de la limpieza previa y posterior del espacio. «Empezamos a preparar las camas y los lotes de higiene a las 20 horas, dos horas más tarde llegaron los primeros, once hombres», narra Alonso, «estaban muy agradecidos, sobre todo por la ducha». Una vez llegan al albergue, los usuarios reciben útiles para su aseo personal y ropa limpia en caso de que sea necesario. A continuación, cenan. Son transportados por los servicios sociales del Consistorio, quien también les desplaza a diferentes puntos de la ciudad a primera hora de la mañana y tras desayunar.

Se trata de la primera vez que Cruz Roja, la concejalía de Servicios Sociales del Ayuntamiento y el Servicio de Atención de Urgencias Sociales se coordinan para ofrecer este dispositivo con motivo de la climatología adversa y para personas sin hogar. El local es propiedad del Ayuntamiento, pero es la entidad humanitaria quien organiza el personal voluntario. Para la presidenta de Cruz Roja en Valencia, Nieves Dios, «es un servicio que faltaba en la ciudad». Esta colaboración se mantendrá en el futuro y se activará cada vez que haya situaciones climáticas extraordinarias, está pensado incluir desde las olas de frío a las elevadas temperaturas, tal y como afirma la regidora de Servicios Sociales, Isabel Lozano.

Entregan utensilios de higiene y ropa a una de las personas que acudió al albergue.
Entregan utensilios de higiene y ropa a una de las personas que acudió al albergue. / Cruz Roja

Durante la primera jornada en la que funcionó el albergue, la noche del miércoles, no pernoctó nadie. Sin embargo, en esta segunda del jueves, sus puertas se abrieron a más de una docena de personas. Todavía no se tienen estimaciones de las personas que puedan acudir este viernes, pues depende de las desviaciones que efectúen los servicios sociales.

Ante la alerta decretada por el 112 de la Generalitat, Cruz Roja ha organizado en diferentes puntos de la provincia a cientos de efectivos. En concreto, 151 voluntarios, siete embarcaciones, doce ambulancias y dieciséis vehículos de transporte. Los medios de salvamento y socorrismo en playas también se han puesto a disposición de las necesidades del Ayuntamiento.

Como José Luís, el resto de los compañeros también presentes en el albergue, compagina sus labores como voluntario con su vida privada. Y, según él, la experiencia vivida anoche «se quedará siempre conmigo».

La DANA en Valencia