Los presupuestos generales vuelven a dividir al tripartito

Joan Ribó y Joan Baldoví, en la rueda de prensa sobre las inversiones contempladas en los Presupuestos Generales del Estado de 2019. /EFE
Joan Ribó y Joan Baldoví, en la rueda de prensa sobre las inversiones contempladas en los Presupuestos Generales del Estado de 2019. / EFE

Compromís critica los «claroscuros, más oscuros que claros» de las cuentas y el PSPV dice que son los mejores «que un alcalde podría desear para una ciudad»

Álex Serrano
ÁLEX SERRANO

Los Presupuestos Generales del Estado amenazan con crear otra brecha en el tripartito del Ayuntamiento de Valencia. Compromís ha criticado el retraso del canal de acceso y la poca dotación para infraestructuras culturales mientras que el PSPV ha sacado pecho por los más de 480 millones de inversión, al contabilizar la asunción de la deuda de la Marina como parte de la inversión del Gobierno central en la ciudad.

«Con claroscuros, con más oscuros que claros». Así de contundente se ha mostrado el alcalde de Valencia, Joan Ribó, sobre los presupuestos generales del estado. Ha criticado la falta de dotación para la Autoridad Metropolitana del Transporte, para el túnel pasante, para la Marina y para las infraestructuras culturales. Sobre el primer punto, ha comentado que los presupuestos adjudican apenas 10 millones de euros, una cantidad «intolerable» para el Consistorio, los mismos que el año pasado. «Este año nos han llegado 7,3 millones, pero nos han restado una subvención de 6,3. Es lo mismo que tendremos para este año», ha explicado Ribó. «Hemos visto que se nos promete que con una enmienda llegaremos a 38 millones, pero no es suficiente», ha dicho. En Barcelona el presupuesto ha subido 40 millones, de 109 a 149 millones. «Nosotros pedimos 52», ha explicado el primer edil, que ha insistido en que el transporte público «no corresponde únicamente al Ayuntamiento». «La movilidad en la ciudad y el área metropolitana depende de esto», ha asegurado.

Al respecto del túnel pasante, el primer edil se ha mostrado «profundamente decepcionado». «En los presupuestos, el túnel pasante y el canal de acceso tienen dos millones, otros dos en 2020 y 60,6 en 2021. Pero si miramos los presupuestos del año pasado, vemos que se ha retrasado el año en que comenzaban las obras, que estaba previsto que fuera en 2020 con 93 millones de euros», ha explicado el alcalde. «Le tenemos que decir al ministro de Fomento que no podemos retrasar más estas obras, se tienen que adelantar o, al menos, no retrasar, las obras», ha insistido. En la Marina de Valencia, el primer edil ha puesto en valor que el Gobierno asume la deuda en la Ley de Acompañamiento, en la disposición 88ª. «Es un paso importante: con el ICO se tiene una deuda de 369,19 millones», ha comentado el alcalde, que también ha señalado que el Gobierno contempla separarse del Consorcio Valencia 2007. «No nos parece mal porque la Marina es de Valencia, del puerto y de la Generalitat, pero la participación de Hacienda no tiene tanta importancia. Se ha cumplido el compromiso que tenía el ministerio», ha valorado.

Finalmente, el primer edil ha hablado de las infraestructuras culturales. En el Palau de les Arts ha subido la subvención en medio millón de euros hasta 1,1 millones. «Pero cuando se compara con el Teatro Real de Madrid, ellos tienen 9,9 millones, y el Liceo, 8,8 millones. Nos parece poco. Es un crecimiento constatable pero insuficiente», ha explicado. Sobre el San Pío V, ha criticado que recibe apenas 600.000 euros. «Lo que recibe el IVAM, 260.000 euros, no se corresponde con la nueva marcha del museo», ha criticado Ribó. «Nosotros pediremos a nuestro grupo parlamentario que los enmiende porque estamos aquí para defender los derechos de los valencianos y no están bien reflejados en estos presupuestos», ha finalizado.

Por su parte, la portavoz municipal del PSPV y primera teniente de alcalde, Sandra Gómez, ha destacado el incremento del 780% con respecto a los presupuestos del PP, porque el PSPV mete en el cálculo la condonación de la deuda de la Marina. La concejala ha puesto en valor la entrada en los presupuestos del acceso norte y del centro logístico intermodal de la Fuente de San Luis, así como de la nueva terminal de pasajeros del puerto. Desde un punto de vista metropolitano, la edil ha destacado el aumento del presupuesto para las Cercanías de Valencia, que pasan a 174 millones. «Estoy convencida de que mejorarán y mucho el servicio que damos a los valencianos. Los atascos podrán mitigarse», ha destacado Gómez.

Para el canal de acceso se han presupuestado más de 2.000 millones en varias anualidades que culminarán en 2026 y ha contradicho a Ribó al asegurar que el compromiso del Gobierno se mantiene «exactamente igual de antes». Sobre las palabras del alcalde, ha dicho que se pueden «rebuscar» en los presupuestos para encontrar peros y trasladar una imagen catastrofista, «pero estos presupuestos son los mejores que un alcalde podría esperar para una ciudad». «Aún se está redactando el proyecto del canal de acceso, así que lo único que ha hecho el Gobierno es ajustar la realidad a los tiempos administrativos. Cuando hay que poner el dinero de la ejecución de las obras es cuando tenemos el proyecto licitado. Intentar dejar entrever que se ha dilatado el canal de acceso por voluntad política no responde a la verdad», ha asegurado de manera contundente.

Sobre la Autoridad Metropolitana del Transporte, Gómez ha dicho que todo el mundo comete errores. «Cuando nos dimos cuenta, tanto Ximo Puig como yo misma nos pusimos en contacto con el Gobierno de España y los ministros de Fomenta y Hacienda se comprometieron a aceptar nuestras enmiendas para que el transporte metropolitano recibiera subvenciones. Cuando hay un problema hay que buscar soluciones. La crispación en redes sociales no aporta nada», ha asegurado. «Corregido este tema, estamos en uno de los mejores presupuestos que recibe la ciudad en los últimos años», ha explicado Gómez. «A Valencia le sientan bien los gobiernos socialistas», ha dicho.

 

Fotos

Vídeos